Menú Buscar
Albert Martí (i) y Manel Sarasa (d), los dos cofundadores del club del vino Wineissocial / CG

Wineissocial, el club de vino que quiere facturar cinco millones

La ‘start up’ abre una nueva etapa en la que cambia Sant Cugat por Barcelona e incorpora a los Suqué Mateu y los Cebey

23.05.2019 00:00 h.
6 min

Wineissocial es una start up que nació hace seis años de la mano de dos empresarios muy conocidos en el panorama emprendedor local. Albert Martí (Bananity) y Manel Sarasa (Openbravo) iniciaron un negocio que se basaba en uno de sus hobbies y partía de la tesis de que los “clubs de vino tradicionales eran anticuados y podíamos personalizar más las propuestas”, tal y como explica el primero. Ahora, van por el camino de alcanzar los cinco millones de facturación y de conseguir el punto de equilibrio en sus cuentas.

No es nada menor si se tiene en cuenta que el 70% de los emprendedores acaban con sus sociedades en liquidación. Los fundadores del negocio también cuentan con experiencias en quiebras. Aseguran que han puesto todas las habilidades como gestores para conseguir que la iniciativa actual se mantenga a flote y, por ahora, la experiencia aporta resultados positivos.

Nueva sede en Gràcia

Dan empleo a 22 personas y han facturado, de forma sucesiva, 1,8 millones en 2016, 2,5 millones en 2017 y 3,8 millones en el ejercicio precedente. Otro de los últimos hitos del grupo es abrir una nueva sede en el barrio de Gràcia de Barcelona (dejan Sant Cugat del Vallès), un espacio que les permitirá estar más cerca de los clientes y consolidar sus dos principales actividades, tanto la venta a particulares como la colaboración con grupos de restauración.

Se lanzaron a este campo hace tres años de la mano de Ferran Centelles, el director del departamento de bebidas de la Bullipedia y uno de los primeros colaboradores de Wineissocial. Con todo, el paso adelante lo dieron hace dos años con la integración de Vispoke, una start up que distribuía entre restauradores y que había fundado Javier Bueno, exresponsable comercial de Vila Viniteca en Barcelona.

El equipo del club de vino Wineissocial / CG

El equipo de la 'start up' Wineissocial / CG

Integración de Cava de Pyrene

“Teníamos dos proyectos que discurrían en paralelo”, explica Martí. Decidieron integrarse en una única compañía por una cuestión casi práctica, Bueno pasaba más tiempo dando salida a las tareas relacionadas con la gestión administrativa de la compañía que buscando nuevas referencias y ultimando propuestas para sus clientes. Consiguió reenfocar de nuevo su trabajo diario tras integrarse en Wineissocial.

Ahora, el club de vino ha dado otro paso adelante con la integración de toda la actividad en España de Cava de Pyrene, una firma inglesa con la que colaboraban desde hace años y que gestionaba Alberto Ruiz. Este ejecutivo se ha incorporado a la start up como director comercial para todo el país, además de sumar al proyecto a Manuel Jiménez Vidal, mejor sumiller de España 2017.

Ambos se han incorporado al comité de cata y selección junto a César Cánovas, premio nacional de gastronomía en 2012; Raúl Itugal, sumiller de ElBulli y premiado en 2010; David Seijas, otro de los sumiller del equipo de los Adrià y Nariz de Oro 2006; David Forer, Master of Wine; y Bueno.

Lotes de vino de Wineissocial / FACEBOOK

Lotes de vino de Wineissocial / FACEBOOK

Inyección de un millón de euros

Esta operación inorgánica se enmarca en un refuerzo de los fondos de la compañía. Wineissocial ha iniciado el ejercicio con el cierre de una ronda de capital en dos tramos que ha alcanzado el millón de euros. Lo han suscrito en su mayoría el family office de los Suqué Mateu, Inverama, y Nolabey Grup, de los Cebey.

También ha implicado ampliar el consejo de administración hasta los cinco representantes. Está formado por los dos cofundadores; Steven Coopens, uno de los primeros inversores que se sumaron al club del vino; Javier Suqué Mateu y Jorge Cebey.

Proyecto para hacer llegar los vinos, descubrimiento y su metodología de comunicación, a la restauración

Proyecto de Wineissocial para hacer llegar los vinos, descubrimiento y su metodología de comunicación, a la restauración

Marcas de vino propias

La buena marcha de Wineissocial y la estrecha colaboración que mantienen con los productores locales también les ha abierto la puerta a comercializar sus primeras referencias. Ediciones pequeñas que el equipo de sumiller de la compañía.

Esta es la última derivada de una start up cuyos responsables aseguran que siempre piensan gestionar como tal y que vende a particulares, sirve referencias a restaurantes estrellados como Disfrutar o Tickets u otros que gozan de gran prestigio entre el sector, como Gresca, y que ha realizado cartas de vino para más de 450 establecimientos. Entre otros, los del grupo Tragaluz, Canalla, la Pubilla, Santa Gula, Robata o Hisop.

En poco más de cinco años, Martí y Sarasa han dado forma a su club social, que intenta divulgar el mundo del vino y romper con la percepción esnobista del sector y se han hecho un hueco en la restauración de Barcelona y su entrono de referencia. Ahora, buscan triunfar más y en toda en España. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información