Menú Buscar
Un espacio de 'coworking' de WeWork / WEWORK

WeWork suspende de forma indefinida su salida a bolsa tras la marcha de su CEO

La cancelación del gigante de los 'coworkings' se produce una semana después de que saliera Adam Neumann por el "escrutinio" sobre su gestión

3 min

Solo dos semanas después de anunciar que su salida a bolsa se retrasaría hasta finales de año, el gigante de los coworkings WeWork ha comunicado que cancela de forma indefinida la operación. La decisión se produce pocos días después de la salida del hasta entonces consejero delegado de la compañía, Adam Neumann, a causa del “escrutinio” de la prensa y los inversores sobre su gestión.

"Hemos decidido posponer nuestra oferta pública de venta (OPV) para centrarnos en nuestro negocio principal, cuyos fundamentos permanecen sólidos", han explicado los co consejeros delegados, Artie Minson y Sebastian Gunningham, en un comunicado.

Problemas internos

La empresa debía haber salido a bolsa este mes de septiembre en una operación que había valorado en torno a los 1.000 millones de dólares --905 millones de euros al cambio--. No obstante, los problemas internos provocaron la decisión de WeWork de aplicar cambios en la estructura de negocio y recortar el poder de Neumann, hasta que finalmente se ha producido su salida.

A pesar de la voracidad del exCEO para atraer inversiones de fondos de capital de riesgo --el pasado enero la valoración de la empresa alcanzaba los 43.000 millones de euros--, la compañía no ha logrado ser rentable. El año pasado cerró con unos 1.900 millones de euros en pérdidas, una cifra muy por encima de los habituales números rojos de las firmas de nueva creación.

Instrumento para "cambiar el mundo"

Así, todo apunta a que los nuevos gestores se decantan por seguir con pies de plomo para salvar la compañía que Neumann dibujó como instrumento para “cambiar el mundo”. "Estamos tan comprometidos como siempre con servir a nuestros miembros, clientes empresariales, socios propietarios, empleados y accionista. Tenemos toda la intención de operar WeWork como una empresa cotizada y esperamos volver a visitar los mercados de valores en el futuro", han agregado Minson y Gunnigham.

Neumann, israelí de 40 años, era hasta hace una semana fundador y CEO de WeWork. Sin embargo, sus aires de grandeza, al moverse en un avión privado de 60 millones de dólares y aspirar a ser el primer billonario del mundo, han terminado por costarle el puesto.