Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Wayne Griffiths, presidente de Seat / SEAT

Wayne Griffiths será el próximo presidente de Seat

La automovilística cambiará de máximo directivo por tercera vez en un año después de que Carsten Isensee sustituyera a Luca de Meo

3 min

Wayne Griffiths, el actual vicepresidente comercial de Seat y consejero delegado de su filial Cupra, será ascendido a la presidencia de la automovilística española. La decisión será refrendada por el consejo de administración de la compañía mañana miércoles, lo que le convertirá en el tercer presidente de Seat de 2020. 

Griffiths cogerá el relevo de Carsten Isensee nueve meses después de que éste llegara a la presidencia de la empresa del Grupo Volskwagen. El fichaje de su predecesor Luca de Meo por Renault dado a conocer a finales de enero de este año provocó este cambio en la directiva de Seat.

Más de 30 años en el grupo

La trayectoria profesional de Wayne Griffiths está ligada desde la juventud a Volskwagen. Con solo 23 años, en 1989, el inglés entró en la plantilla de Audi y dos años después pasó a formar parte de Seat, donde trabajó un par de ejercicios más. Volvió a la marca alemana para desarrollar su carrera en la división Comercial, donde ocupó varios cargos de responsabilidad.

Fue director del área de Retail Marketing Internacional, responsable de Ventas en los mercados europeos de exportación y dirigió la red de ventas de Audi AG en Alemania. Ocupó este último puesto directivo hasta septiembre de 2016, vicepresidente ejecutivo Comercial de Seat. Además de ello, también es presidente del Consejo de Administración de la automovilística y consejero delegado de Cupra.  

Mano a mano con De Meo

Uno de los detalles que juegan a favor de Griffiths es haber trabajado con De Meo en la gestión de Seat en los últimos años --entró al equipo directivo de la compañía unos meses más tarde que el italiano--, con gran éxito para la marca. En 2019, Seat registró un crecimiento de sus ventas de casi el 10%, así como récors en sus beneficios y en producción. 

La proximidad de Griffiths y De Meo también favorece la relación del futuro presidente de Seat con los trabajadores a través de los sindicatos, que veían con recelo un cambio de rumbo en el modelo de desarrollo de la compañía. Los representantes laborales destacan que el perfil comercial del inglés podría ayudar a reimpulsar la marca y ponen en valor su conocimiento de la compañía. Dos aspectos que pueden ser claves para superar la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

window._seedtagq = window._seedtagq || []; window._seedtagq.push(['_setId', '5148-9561-01']); window._seedtagq.push(['iframe_mode']); (function () { var st = document.createElement('script'); st.type = 'text/javascript'; st.async = true; st.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https' : 'http') + '://config.seedtag.com/loader.js?v=' + Math.random(); var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(st, s); })(); ">