Menú Buscar
Wang JianLin proyecta un hotel de lujo en el Edificio España de Madrid.

Wanda: el cuento chino

Wang JianLin pagó 265 millones por el Edificio España de Madrid pese a que existe un informe contra su proyecto

Ignasi Jorro
3 min

El proyecto de hotel de lujo del magnate chino Wang Jianlin en la plaza España de Madrid ha embarrancado. El hombre más rico de China ha ordenado parar un hotel, residencias de lujo y un espacio comercial en el Edificio España porque el Ayuntamiento de Madrid le impide retirar la fachada. En una semana de conversaciones frenéticas del Grupo Wanda con el equipo de Manuela Carmena para salvar el proyecto, los inversores avisan: Wanda miente.

El empresario sabía desde el principio que no podía tocar la fachada. "Wang Jianlin pujó por encima de otro inversor. Compró el edificio al Santander por 265 millones, cuando otro operador ofrecía 220. ¿La diferencia? El inversor menor sabía que el edificio estaba semiprotegido", explican fuentes del sector patrimonial.

El Santander fue claro: un dossier

"El Banco Santander, propietario del edificio, puso encima de la mesa de ambos operadores un dossier técnico. En el documento se dejaba claro que la fachada gozaba de una protección de nivel tres desde 1997, lo que impide su derribo", abundan las mismas voces.

Así, el proyecto de Wanda no era viable. "La rehabilitación era muy compleja. El interior del Edificio España está lleno de columnas: hay miles de ellas. No caben ni habitaciones de hotel, ni residencias ni un centro comercial. Sólo había dos opciones: o derribar todo el edificio o intervenir quirúrgicamente aguantando la fachada. Y apuntalar una fachada de 117 metros es carísimo".

La 'espantada' es presión


En este tablero, los expertos en inversión patrimonial avisan: Wanda está presionando. El empresario pagó por encima de mercado y ahora busca una exención del ayuntamiento para acometer un proyecto con una inversión total de 400 millones de euros. "El anuncio de que detiene el proyecto es una medida de presión sobre Carmena. Si retirara la inversión, se la llevaría a otro lugar", indican las fuentes consultadas.

Esta semana los hombres de Wang Jianlin en España han negociado con Luis Cueto, coordinador de Alcaldía, y José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible. "Carmena no quiere la etiqueta de que asusta inversores. La diferencia en esta ocasión es que ella no ha creado inseguridad jurídica, no es como la moratoria hotelera de Barcelona. Grupo Wanda sabía qué compraba. Estaba sobre aviso", concluyen las mismas voces.