Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Enrique Asunción, CEO de WallBox / WALLBOX

Wallbox eleva sus ventas hasta los 39,5 millones, aún por debajo de sus pérdidas en 2021

El fabricante de cargadores eléctricos crece un 124% en el segundo trimestre de 2022, aunque acumula 53,5 millones en negativo de su último ejercicio

3 min

Wallbox cerró el segundo trimestre del año con unos ingresos de 39,5 millones de euros, un 124% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior y en línea con sus anteriores previsiones de crecimiento. En el primer trimestre de 2022, el fabricante de cargadores eléctricos obtuvo unas ventas de 28,3 millones de euros, casi el triple que en el mismo período de 2021.

Pese a ello, la compañía no ha logrado todavía entrar en beneficios y, en el segundo trimestre de 2022, ha registrado 15,6 millones de euros en negativo. En 2021, las pérdidas operativas de Wallbox (vinculadas estrictamente a su negocio) se dispararon hasta los 53,5 millones de euros debido, mientras que las pérdidas netas escalaron hasta los 223,8 millones como consecuencia de la fuerta inversión para salir a bolsa.

64.000 cargados vendidos

Por otro lado, el margen bruto de la startup en el periodo comprendido entre abril y junio de 2022 fue del 41,1%, tras haber vendido 64.000 cargadores, un 95% más en términos inteeranuales.

El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción, ha mostrado su satisfacción por la marcha del negocio durante el último trimestre. Además, ha señalado que la demanda de puntos de carga "parece estar en un punto de inflexión" por el incremento de la masa crítica de compradores de un vehículo eléctrico.

Previsiones de ingresos

La compañía ha explicado que las previsiones para el tercer trimestre del año pasan por facturar entre 44 y 49 millones de euros, lo que representaría un incremento interanual de entre el 140% y el 170%, con un margen bruto del 40% aproximadamente.

Sobre 2022 completo, el fabricante prevé ingresar entre 175 y 195 millones de euros.

Nuevas adquisiciones

Wallbox ha anunciado también la compra de Coil y Ares Electronics, así como un acuerdo de colaboración con Nissan para proveer e instalar cargadores a los compradores del nuevo Ariya en Estados Unidos.

Coil permitirá a la empresa expandir el "mercado direccionable" y aumentar la oferta de servicios de hardware, software e instalación en América del Norte. Por su parte, Ares Electronics, que hasta ahora proveía a la startup de circuitos impresos, reforzará la política de integración vertical de la firma.