Menú Buscar
Vueling, en la imagen, su consejero delegado, Javier Sánchez-Prieto, podría pagar caros los restrasos y cancelaciones.

Vueling se enfrenta a pagos de hasta 13,5 millones por el caos áereo

Los retrasos harán un roto a las cuentas de la aerolínea si todos los pasajeros afectados reclaman

Redacción
2 min

Vueling se enfrenta a pagos de hasta 13,5 millones de euros por el caos aéreo. La aerolínea de bajo coste debería abonar hasta nueve millones de euros si los 30.000 viajeros atrapados por los retrasos y cancelaciones interponen queja formal. A la suma se le añadirían hasta 4,5 millones de multa si la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) concluye que la operadora ha cometido una falta grave y la sanciona.

"Habrá tres impactos: el daño de las reclamaciones, la posible sanción de Fomento, que ha tenido que intervenir, y el impacto sobre la marca, que es tremendo", explica Pablo Rabanal, consejero delegado de la tecnológica.

Según el portal Reclamador.es, el análisis de vuelos del 1 al 4 de julio deja un saldo de 30.000 clientes afectados. El Reglamento comunitario 261/2004 establece pagos de 250 a 600 euros según la distancia en retrasos superiores a las tres horas.

Depende de los pasajeros

A la factura que giraría el colapso de la aerolínea se le suma otro: el castigo de Seguridad Aérea. Reclamador recuerda que la Ley de Seguridad Aérea castiga con sanciones de hasta 4,5 millones las infracciones muy graves.

El portal señala que menos del 1% de pasajeros afectados por retrasos aéreos suele reclamar ante la compañía aérea. Por el contrario, los portales especializados como Reclamador tienen un 98% de porcentaje de éxito, recuerda la puntocom.

"El Reglamento 261/2004 de la Unión Europea da derecho a compensaciones. Pero lo que no sabe la gente es que los retrasos superiores a tres horas, según la jurisprudencia comunitaria, también. Recomendamos informarse bien, reclamar si un vuelo se retrasa --el daño es similar a una cancelación, según el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea-- y tener en cuenta que hay un periodo de hasta cinco años para hacerlo", resume el directivo.