Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Aeropuerto de Barcelona / EP

Vueling y Ryanair mantienen intactas las conexiones entre Barcelona y Kiev

La aerolínea de IAG operará en verano tres vuelos a la semana entre ambas ciudades, mientras que la irlandesa es la única que sirve una frecuencia diaria

5 min

La escalada de tensión en Ucrania tras la militarización de la frontera por parte de Rusia pone en jaque a la operativa aérea europea. El clima prebélico que se respira al este del continente ha obligado a muchas compañías a trazar nuevos planes de vuelo y a evitar sobrevolar el espacio aéreo ucraniano. Vueling Airlines ha decidido directamente cancelar de forma temporal sus operaciones a Kiev, aunque mantiene su apuesta por unir Barcelona con Kiev durante la temporada estival.

Hasta la fecha, Vueling era la única operadora española que servía vuelos directos al país. Desde la aerolínea confirman a Crónica Global haber cancelado todas las conexiones directas desde el aeropuerto de París Orly con origen y destino en el aeropuerto internacional de Boryspil --principal aeropuerto de la capital ucraniana-- hasta marzo. El cierre decretado por la catalana afecta ya a ocho vuelos.

Cancela París, pero mantiene Barcelona

La primera suspensión de la ruta tuvo lugar el pasado martes 15 de febrero, afectando a las frecuencias VY8106 y VY8107. La decisión de la filial de Iberia llegaba tan solo dos días después de que KLM, principal aerolínea de bandera neerlandesa, decretase el cierre de toda su operativa con la capital ucraniana. Si bien, por el momento, la aerolínea de bajo coste de IAG, mantiene su apuesta intacta para los meses de verano desde su sede de El Prat.

A partir de junio, la compañía operará tres frecuencias semanales en ambos sentidos a la base internacional Igor Sikorsky, a siete kilómetros del centro de la ciudad. En concreto, el inicio de las conexiones entre la Ciudad Condal y Kiev dará comienzo el próximo 3 de junio y se mantendrá hasta el 29 de octubre. Aun así, no descartan que esta planificación pueda verse afectada. La venta de billetes sigue abierta a través de su página web. 

Ryanair pasa de las cancelaciones

Por su parte, Ryanair marca territorio y mantiene su oferta actual de plazas a los 38 destinos que opera desde la capital del país. Hasta junio, la irlandesa es la única operadora que sirve un vuelo diario de ida y otro de vuelta al aeropuerto barcelonés y Kiev. De hecho, la capital catalana es el séptimo destino más volado desde Boryspil gracias a las conexiones que ofrece de lunes a domingo la low cost irlandesa.

Preguntada por las afectaciones que puede tener el aumento de la tensión entre el Kremlin y Ucrania, la aerolínea de Michael O’Leary escurre el bulto y expone a este medio que evitan posicionarse “sobre el tema”. Señalan también que la información sobre vuelos, rutas y frecuencias que aparece en la web está siempre actualizada; un portal que, hasta el momento, carece de cualquier tipo de aviso relacionado.

7.064 asientos a la semana en verano

Mientras, Ukraine International Airlines (UIA), principal operadora ucraniana, continúa con sus dos vuelos semanales --miércoles y sábados-- hasta el mes de junio, que pasará a tener uno diario. De hecho, para la temporada estival el aeropuerto de El Prat tiene previstas 62 conexiones directas semanales con la principal ciudad ucraniana, muchas de ellas operadas por compañías chárter como Bees, Azurair o SkyUp, además de las ya anunciadas por Vueling, Ryanair, Wizzair y UIA. En total, durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre cada semana serán puestos a la venta 7.064 asientos en ambos sentidos.

Por otro lado, Kiev hace un llamamiento a la calma e insiste en remarcar a las aerolíneas que el espacio aéreo sobre Ucrania permanece abierto. Si bien, para prevenir riesgos, piden evitar sobrevolar las aguas del Mar Negro hasta el sábado por la presencia de navales rusos. Así las cosas, cada vez son más las compañías del país que trasladan parte de su flota de aviones a aeropuertos europeos como el de Castellón después de que las aseguradoras hayan notificado a UIA una rescisión del seguro para volar en el espacio aéreo ucraniano.