Menú Buscar
Imagen de una aeronave de Vueling y una reclamación de un pasajero del vuelo Madrid-Barcelona.

Vueling 'olvida' a 50 pasajeros en Madrid y después les niega un justificante

La aerolínea retrasa 14 horas una conexión por problemas internos y rechaza emitir certificados laborales

Ignasi Jorro
3 min

Vueling 'olvidó' a 50 pasajeros durante 14 horas en Madrid para después negarles un justificante laboral. La aerolínea dejó esperando al medio centenar de pasajeros desde las 20:50 horas del martes hasta las 11:49 del día siguiente y después rechazó emitir documentos para que los viajeros pudieran presentarlos en sus empresas. Varios clientes han denunciado el presunto atropello a Crónica Global y sopesan interponer una demanda colectiva. 

"El vuelo debía salir a las 20:50, pero se retrasó 30 minutos y después, una hora más. Finalmente, embarcamos en el avión a las 22:30. Una hora después y con el avión lleno, el comandante nos informó de que no podían completar la conexión porque la tripulación se había excedido en su horario laboral", explica Raquel Parra, una de las afectadas.

Espera y hotel

El centenar de pasajeros estuvieron esperando hasta la una de la madrugada. "La gente se puso nerviosa. Y el trato del personal fue muy discutible: un empleado nos invitó a llamar a la Guardia Civil", agrega la viajera.

"Nuestro operario quedó atrapado en Madrid con una maleta de herramientas valoradfa en 400 euros", confirma Joan Arbós, empresario de Track Tech de Barcelona, cuya empresa también está afectada por el vuelo VY1016 del martes.

Finalmente, todos los clientes fueron recolocados en un hotel, sin que Vueling, denuncian, les pagara la cena. "Al llegar al alojamiento se nos dijo que usáramos las máquinas de autoservicio, porque la cocina estaba cerrada", explica Parra.

Sin justificante

El periplo de los viajeros acabó al día siguiente poco antes de mediodía, cuando el enlace entre Madrid y Barcelona pudo salir con unas 75 personas a bordo. "Algunos ejecutivos que debían viajar en el avión ya se habían ido por la noche, porque no les cuadraba en sus agendas. Ante lo cual, la aerolínea vendió las plazas vacantes. Al llegar a Barcelona pusimos varias reclamaciones, pero la compañía incluso nos negó un justificante laboral", asegura la misma denunciante.

Según ella, Vueling alega que el vuelo VY1016 del martes no es el mismo que el del miércoles, por lo que la compañía aérea "no se responsabiliza de lo que ha ocurrido con los pasajeros".

Perjuicio económico

El empresario catalán también lamenta la atención al cliente. "Vueling nos ha causado un perjuicio económico. Hemos perdido toda una mañana de jornada laboral por una intervención de tres horas en Madrid. Intentaremos evitar la operadora para volar a partir de ahora", concluye Arbós.