Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El avión A320neo de Vueling tras aterrizar en Lyon / VUELING

Vueling lleva a 200 pasajeros a Lyon en un vuelo pionero de bajas emisiones

La aerolínea recorta las emisiones en un 70% al optimizar la ruta y utilizar combustible sostenible

4 min

Vueling ha llevado a 186 pasajeros de Barcelona a Lyon (Francia) en un viaje pionero en el que ha logrado recortar las emisiones de dióxido de carbono en un 72%. La aerolínea ha recurrido al combustible sostenible alternativo para la aviación (SAF).

Este tipo de carburante cuenta con una creciente implantación en el sector, pero todavía no es ampliamente utilizado al ser mucho más caro que el queroseno convencional. De la reducción de emisiones del 72% obtenida, la mayoría (43 puntos) son atribuibles al combustible sostenible, 11 puntos se deben a una ruta más directa y optimizada y los otros 18, al uso de una aeronave Airbus A320neo más eficiente.

Algunos de los pasajeros del vuelo verde, entre ellos estudiantes de la UOC y la UB, antes de partir de Barcelona a Lyon / VUELING
Algunos de los pasajeros del vuelo verde, entre ellos estudiantes de la UOC y la UB, antes de partir de Barcelona a Lyon / VUELING

Ruta militar para llegar antes

Vuelos como este, en el que se la mitad del combustible era sostenible, no son habituales en la aviación comercial: es el segundo de estas características que opera Vueling, después de un primer trayecto de Barcelona a Sevilla el pasado noviembre.

Para recortar emisiones, la compañía también ha recurrido a una ruta mucho más directa. Para ello, ha tenido que modificar el recorrido de los vuelos comerciales e incluso sobrevolar unas instalaciones militares en Francia.

Un avión de Vueling reposta combustible sostenible / VUELING
Un avión de Vueling reposta combustible sostenible / VUELING

Un trayecto excepcional

La aerolínea ha obtenido permiso para esta nueva ruta de forma excepcional, aunque espera que algún día sea posible optimizar los trayectos de forma habitual gracias a una mayor integración en el espacio aéreo europeo. El avión ha despegado en Barcelona-El Prat, ha pasado por Sabadell, Berga y el Puigmal hasta llegar a Francia con rumbo norte en un recorrido más directo --un trazado que suelen seguir los aviones con destino, y no origen, a Barcelona-- pasando por una zona militar.

"Es una zona militar que no está en uso y la podemos cruzar en coordinación con el Ejército francés", ha señalado Franc Santmartí, director de Sostenibilidad de Vueling, presente en el vuelo. "He hablado con pilotos, controladores... nadie recuerda haber autorizado el plan que nos ha aprobado Eurocontrol con rumbo norte desde Sabadell", apunta.

"Como viajar al futuro"

"Es como viajar al futuro, a 2035", ha celebrado Santmartí. "Es la demostración de que nos gustaría hacerlo en todos los cielos, pero necesitaríamos el apoyo de los Gobiernos", ha reclamado.

El vuelo ha transportado a 20 estudiantes de Logística de la UOC y de Políticas de la UB para que puedan asistir al evento Connecting Europe Days 2022 que se celebra en Lyon coincidiendo con la presidencia francesa de la UE. El resto del avión ha sido ocupado por pasajeros comerciales que han comprado billetes para ir de Barcelona a Francia de forma habitual, pero contaminando menos.