Menú Buscar
Vueling apuntala Italia, una operativa que diseñó Álex Cruz (en la imagen) / CG

Vueling se atrinchera en Italia ante el envite de Norwegian y Ryanair

La aerolínea española apuntala la 'operación italiana', que diseño Álex Cruz, con 20 nuevas rutas

Ignasi Jorro
4 min

Vueling se atrinchera en Italia ante la competencia de aerolíneas de bajo coste como Norwegian y Ryanair. La española añadirá 20 nuevas rutas este año desde las cuatro bases en el país transalpino (Roma, Florencia, Catania y Palermo), además de conexiones desde Milán y Nápoles. La italiana es una operación que diseñó el propio Álex Cruz, ex presidente de la operadora con sede en Barcelona y flamante nuevo máximo responsable de British Airways.

En total, Vueling operará 118 conexiones aéreas desde el estado sureuropeo con once aviones. La inversión reforzará Italia como segundo mercado de la compañía aérea. La pasada semana la operadora ofreció el 26,1% de sus asientos fuera de España en Francia, por un 25,1% en Italia, una situación que se invierte en verano, según expertos del sector consultados.

El esfuerzo de Vueling va en una dirección: reforzar el hub de Roma. La compañía del grupo británico IAG hace caso omiso a los problemas que sufrió en la capital romana el pasado verano, y la operativa a partir de mayo incorporará trece nuevas rutas desde la mayor ciudad italiana.

Vueling contra todos

Cualquiera la distribución de capacidad, la española no lo tendrá fácil. La pasada semana Norwegian Air Shuttle anunció la apertura de una nueva base aérea en Roma el 27 de marzo. La operadora escandinava volará a siete destinos desde el hub de Fiumicino, muchos de ellos solapados con la aerolínea española.

A la competencia de Norwegian se le añade el músculo de Ryanair. La aerolínea 'low cost' tiene 13 bases en Italia -acaba de cerrar dos tras una alza de impuestos-, y en verano añadirá nuevas rutas aéreas en Bolonia, Milán, Trapani (Sicilia) y Verona, entre otros aeropuertos.

Desbancar a Alitalia

La operativa de Vueling en Italia empezó en 2005, coincidiendo con los últimos estertores de Alitalia, que finalmente quebró en 2008, aunque renació un año después. El desembarco de la operadora española se atribuye al propio Álex Cruz y a Julio Rodríguez, el exdirector comercial de la aerolínea. "Confiaban en que Alitalia quebraría, y así podrían ocupar su lugar", explican fuentes del sector.

Los directivos buscaban también diversificar riesgo: Vueling está fuertemente anclada en Barcelona, su centro de operaciones, donde copa una cuota de mercado del 37%. Pero se precisaba otro mercado, y Cruz pensó en Italia.

Once años después, la operadora española ha capturado un 5% del mercado, por detrás de Alitalia -hoy salvada con capital de Etihad-, Ryanair e easyJet. En algunos aeropuertos, como Roma (11% de cuota y segunda aerolínea) o Florencia (16% de cuota y 1ª), la compañía aérea española ha conseguido una penetración notable.