Menú Buscar
Una aeronave de Vueling y pasajeros del vuelo Ginebra-Barcelona esperando su conexión.

Vueling colapsa a las puertas del verano

La aerolínea deja tirados a cien pasajeros en Ginebra y retrasa otros vuelos por "motivos operacionales"

Redacción
3 min

Vueling empieza el verano con mal pie. La aerolínea con sede en Barcelona ha colapsado el fin de semana previo a la festividad de San Juan en España. Pasajeros de la compañía aérea denuncian que un vuelo entre Ginebra y Barcelona con 100 personas a bordo fue cancelado "tras una espera de cinco horas". Otros viajeros han denunciado en las redes sociales que otros enlaces fueron suspendidos por "motivos operacionales". La compañía, por su parte, admite un problema puntual con su operativa.

"Ayer teníamos vuelo Ginebra-BCN a las 19:10. Se retrasó cinco horas, hasta que lo cancelaron casi a medianoche y nos llevaron a un hotel. Dormimos unas horas y a las siete de la mañana nos han trasladado al aeropuerto; una hora después se vuelve a retrasar. Ahora mismo estamos esperando. En ningún momento se nos ha dado información oficial, más que lo que vemos en las pantallas", ha denunciado un pasajero a Crónica Global

Según el mismo cliente, la conexión que se ha demorado "transporta a unas cien personas a bordo, incluyendo a mujeres y niños pequeños".

200 personas esperando para quejarse

La reclamación del viajero no es única. Otros clientes de la operadora que dirige Javier Sánchez-Prieto cargan contra la operativa del vuelo Granada-Barcelona, también el domingo. Una pasajera sostiene que su vuelo "fue cancelado por SMS sin avisar": "Fui recolocada en la siguiente conexión. Cuando llegué a Barcelona a las 0:00, había como 200 personas en la cola de reclamaciones. Había varios vuelos cancelados".

"Problema con la operativa"

Preguntado sobre la cuestión, un portavoz de la operadora ha indicado que "ha trabajado todo el día de hoy para solucionarlo y dar a los pasajeros soluciones rápidas y eficaces".

Entre otros, la compañía con base en Barcelona ha habilitado una línea especial en su call-center, se ha reforzado los mostradores de facturación, ha prestado asistencia a los afectados, ha puesto más personal en su ticket office, ha recolocado a los pasajeros en los vuelos más próximos u ofrecido reembolso.

Cabe recordar que Vueling hizo propósito de enmienda al final del verano del pasado año tras sufrir varios incidentes relacionados con pérdida de maletas y retrasos. La compañía aérea anunció una batería de medidas destinadas a mejorar la atención al cliente y la información al pasajero.