Menú Buscar
Imagen de una aeronave de Vueling en plena operación en el aeropuerto de El Prat de Barcelona / CG

Vueling ya factura más del 50% fuera de España

La aerolínea que dirige Javier Sánchez-Prieto aumentó su negocio exterior un 8% en 2017, invirtiendo la tendencia de segmentos de años anteriores

3 min

Vueling ya factura más del 50% fuera de España. La aerolínea que dirige Javier Sánchez-Prieto alcanzó el 54% de su cifra de negocio allende las fronteras el pasado ejercicio, un 8% más que el año anterior y primer ejercicio en el que el negocio exterior de la operadora rebasó la mitad del total desde 2012.

La compañía aérea ingresó 2.085 millones de euros el pasado ejercicio, un 2,9% más. Transportó a 29,57 millones de personas, una alza del 6,4% en comparación con el ejercicio anterior. La facturación de la aerolínea con sede en el polígono Mas Blau, cercano a Barcelona, avanzó a un ritmo menor que el de clientes. Ello es así porque el ingreso medio por pasajero llegó a los 70,5 euros, un descenso del 3,3% respecto a 2016, según la memoria de la empresa.

Ocupación del 84%

Vueling, es una de las cuatro aerolíneas que forman del conglomerado International Consolidated Airlines Group (IAG), junto a British Airways, Iberia y Aer Lingus. La operadora de bajo coste gestionó 192.059 vuelos el pasado año, un 3,6% más que en 2016. La ocupación media de esos enlaces llegó al 83,7%.

En el capítulo de gastos, la operadora que dirige Sánchez-Prieto abonó 216 millones a sus 3.278 empleados. Asimismo, en su memoria anual figuran 177 millones en tasas pagadas a los aeropuertos en los que tiene presencia. El control aéreo, por su parte, se comió 151 millones, mientras que otros 40 millones se destinaron al impuesto sobre beneficios.

Dividendos de 115 millones

Globalmente, Vueling se anotó beneficios de 117,3 millones de euros en 2017. Consiguió reducir un 14% el gasto en combustible pese a que el precio del fuel aumentó un 22% durante el mismo periodo. Lo hizo, según reza su memoria anual, gracias a las coberturas.

En el capítulo de dividendos, la aerolínea repartió 115 millones a sus accionistas, entre los que se cuentan Iberia (45,85%) y la mercantil Veloz Holdco (53,63%). Los accionistas minoritarios sin relación con IAG retienen un 0,52% de la compañía aérea tras la exclusión de Vueling de bolsa en 2013.