Menú Buscar
Un avión de Vueling despegando desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona / EFE

Vueling apuntala su operativa de verano con 15 millones de euros

La aerolínea aumenta personal, aviones de repuesto y recursos para evitar la saturación que sufrió el año pasado

4 min

Vueling inyecta 15 millones de euros en su operativa de verano. La aerolínea con sede en Barcelona apuntala su temporada alta con más personal, aviones de repuesto y recursos económicos para evitar incurrir en la saturación del año pasado. En el apartado de destinos, la compañía aérea volará a 130 aeropuertos desde su principal mercado: la capital catalana, donde es líder. 

Según ha podido saber Crónica Global, la firma que preside Javier Sánchez-Prieto trabajará sobre una base: reforzar su operativa y dejar de lado los destinos redundantes que tensionan sus recursos.

Pese a ello, la aerolínea con cuartel general en el polígono Mas Blau crecerá por encima del 6% en temporada alta hasta totalizar 14,3 millones de asientos. 

Cambios

Vueling espera cubrir esa oferta comercial con una operativa más robusta que evite los problemas del ejercicio anterior. Reforzará su plantilla con más personal --actualmente alcanza los 3.200 empleados--; pondrá otro avión de repuesto para cubrir posibles incidencias, de seis a siete; y avanza cambios en los vuelos.

Así, mantendrá las escalas de 45 minutos en lugar de 35. El espacio de tiempo extra está pensado para dar más tiempo a clientes y tripulaciones. También aumenta el tiempo mínimo de conexión hasta los 55 minutos, que eran 35 el ejercicio anterior.

Con lo que respecta a las 108 aeronaves que tiene Vueling, la operadora ha comprometido un 15% más de recursos en su mantenimiento, que acomete la filial especializada de Iberia.

Cliente

En el terreno del cliente, la compañía aérea busca recuperar la confianza del viajero con un equipo específico para el aeropuerto de El Prat. Allí desplegará 54 supervisores y cuatro jefes de tarea. Globalmente, el servicio de asistencia en tierra aumentará sus recursos un 20%.

En el capítulo de la facturación y el handling también habrá cambios. La aerolínea dedicará más dinero a la gestión de equipajes facturados. Aumentará los mostradores de facturación un 30% hasta llegar a los 42, e instalará 24 kioscos de check-in automático.

Por si todo ello no bastara, la compañía incrementará un 120% los recursos dedicados a sus centros de atención telefónica al cliente.

Vuelos transcontinentales

Las novedades citadas son parte de un plan a largo plazo que Vueling ha pergeñado para lograr ser más eficiente. A corto plazo, la hoja de ruta busca minimizar las incidencias, que el verano pasado se transformaron en una crisis.

El despliegue de medios, no obstante, será suficiente si no hay factores exógenos que torpedeen de nuevo la programación de la compañía. Ante ello, en el seno de Vueling se espera que no se repitan las tradicionales huelgas de controladores franceses o las sucesiones de regulación del espacio aéreo por congestión o meteorología.

Por contra, el impacto de los vuelos transcontinentales que operará Level, la compañía de conexiones intercontinentales low cost del grupo IAG, será mucho menor. La aerolínea catalana estima que alimentar dichos enlaces supondrá una carga mínima para la compañía, por lo que ni los recursos ni la estructura se tensionarán.