Menú Buscar
Interior del vuelo Barcelona-Ámsterdam del martes y una aeronave de Vueling.

Vueling activa medidas de urgencia ante su colapso aéreo

La aerolínea sufre el martes cincuenta nuevas cancelaciones y varios retrasos de vuelos

Ignasi Jorro
3 min

Vueling ha amanecido el martes torpedeada con nuevos retrasos y suspensiones de vuelos. La aerolínea española de bajo coste cancelará al menos una cincuentena de conexiones culpando a la huelga de controladores franceses. En paralelo, decenas de pasajeros han tomado las redes sociales para denunciar demoras en varios enlaces. La compañía aérea responde que ha activado medidas de urgencia para corregir un "problema de operativa".

Según la operadora, los paros en el control aéreo en Francia obligarán a suspender 50 vuelos, la mayoría de ellos de y hacia aeropuertos galos. La compañía insta a consultar la lista de conexiones afectadas y sus alternativas en esta web.

Retrasos

La protesta de los custodios del aire en Francia no es óbice para que usuarios hayan cargado contra supuestas incidencias en otros aeropuertos. Los pasajeros han denunciado overbooking en el vuelo de la mañana de Málaga a Barcelona, lo que habría dejado a varios viajeros en tierra.

Además, un cliente ha alertado de que la operadora los "ha dejado secuestrados 2,5 horas" en el vuelo de Barcelona a Ámsterdam de la mañana.

Otro pasajero ha indicado que lleva doce horas esperando que despegue la conexión entre Palma y Roma desde la mayor ciudad de Baleares.

"Problema operativo"

Preguntado por Crónica Global, un portavoz de la compañía ha atribuido a un "problema operativo puntual" los retrasos y cancelaciones. Según Europa Press, la compañía dejó en tierra seis vuelos y sufrió retrasos en más de 50 el lunes.

"El problema se resolverá en las próximas semanas. La aerolínea ha puesto medidas en marcha para que la temporada alta, prioridad absoluta para la compañía, pase con absoluta normalidad", ha agregado el representante.

Medidas urgentes

De entre estas medidas destacaría el aumento del tiempo de escala de 35 a 45 minutos, apertura de más mostradores de check-in y un nuevo sistema de gestión de colas en el aeropuerto del Prat de Barcelona.

El vocero ha recordado que Vueling operará este verano más de 400 rutas aéreas, contra las 360 que ofreció un año atrás.