El Gobierno limita por decreto la especulación con las VTC

El Ejecutivo pone coto al mercadeo de los permisos de alquiler de vehículo con conductor que utilizan plataformas como Cabify o Uber

Protesta de taxistas contra un vehículo con licencia VTC durante una huelga del sector / EP
29.12.2017 14:44 h.
3 min

El Gobierno ha limitado por decreto hoy, viernes 29 de diciembre, la especulación con las licencias VTC. El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto de medidas complementarias para la explotación de los permisos de alquiler de vehículo con conductor que usan, entre otras, plataformas como Cabify o Uber.

La norma impedirá la transmisión de las autorizaciones durante dos años tras ser concedidas. Asimismo, se creará un registro único a nivel nacional de servicios de vehículos VTC antes de que éstos se realicen.

Ello, según el Ministerio de Fomento, "facilitará las labores de inspección", asegurando la precontratación de estos vehículos y evitando la captación en vías públicas o estaciones de tren o aeropuertos.

"Convivencia con el taxi"

La medida anunciada hoy por el departamento de Íñigo de la Serna busca "mejorar la regulación" del sector de las VTC y "asegurar así su convivencia ordenada" con el taxi en España.

Fomento asegura que con la modificación legislativa de hoy "se impedirán las prácticas especulativas" de aquellos han solicitado autorizaciones sin ánimo de explotarlas, sino de revenderlas y lucrarse con la transacción.

La organización nacional Fedetaxi se ha felicitado por la aprobación del real decreto y ha indicado que se trata de "un paso en la buena dirección", mientras que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la ha tildado de "desproporcionada"

Frenar el alud

Sea cual sea la valoración, el cambio normativo en el sector del transporte llega después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya otorgado las primeras licencias VTC pleiteadas en los tribunales por un vacío legal en la ley de ordenación del transporte terrestre hasta 2015.

La primera sentencia en esta dirección ha puesto en pie de guerra al taxi, que teme una ola de nuevos vehículos en la calle que ponga en peligro la supervivencia del sector.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información