Menú Buscar
Uno de los últimos modelos que Volvo Trucks ha lanzado al mercado, el modelo FH.

Volvo Trucks provisiona 250 millones por miedo a una multa de Bruselas

La Comisión Europea abre una investigación a la automovilística por una posible violación de la normativa antimonopolio en la comercialización de camiones

Redacción
2 min

Volvo Trucks ha anunciado que provisionó de forma extraordinaria 250 millones de euros para hacer frente a una posible multa de Bruselas por su política en la comercialización de vehículos industriales.

La Comisión Europea abrió una investigación a la automovilística sueca ante los indicios de un posible incumplimiento de la legislación antimonopolio comunitaria junto a otras compañías de la industria de camiones. Concretamente, el Ejecutivo intenta averiguar si se alcanzó algún pacto para la repartición del mercado en el periodo anterior al 18 de enero de 2011.

Provisión a finales de 2014

No es la primera ocasión que Volvo ejecuta una provisión para minimizar el eventual impacto negativo del expediente de Competencia. Apartó 400 millones de euros en el último trimestre de 2014.

La compañía reconoce ahora que el impacto podría ser mayor si se tiene en cuenta la deriva de la investigación. Bruselas realiza las pesquisas y, según la automovilística, cuenta con su cooperación total, algo que también podría tener un efecto con la reducción de la penalización final.

Freno a los beneficios

Con todo, la provisión extraordinaria repercutirá de forma directa sobre el beneficio operativo en los resultados del segundo trimestre. Será un freno a la evolución positiva de la compañía. 

Volvo Trucks funciona de forma independiente al fabricante de utilitarios. Ambos son de origen sueco e iniciaron juntos su historia empresarial, pero en enero de 1999 Ford puso sobre la mesa 5.552 millones de euros para adquirir la división de turismos con el objetivo de ganar músculo. La crisis propició su venta posterior, en 2010, al gigante chino Geely Holding Group. La división de vehículos industriales se quedó al margen de ambas operaciones.