Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El logo de Volkswagen en la Feria del Automóvil de Frankfurt del 2016 / EFE

Volkswagen se declara culpable del ‘diéselgate’ en EEUU

Acepta públicamente que ha cometido los delitos de conspiración para cometer fraude, obstrucción a la justicia e introducción de bienes a través de falsas declaraciones de cargos

3 min

Manfred Doess, abogado del grupo Volkswagen, ha protagonizado este viernes un reconocimiento de culpa inaudito por parte del gigante de la automoción alemán. En el Tribunal del Distrito de Detroit y en nombre de la compañía, ha aceptado públicamente que la empresa alemana conspiró para cometer fraude, obstruyó a la justicia e introdujo bienes a través de falsas declaraciones de cargos.

Realizó todos estos delitos en el marco del caso del diéselgate. Aceptar la culpa forma parte del acuerdo de súplica que la cotizada alcanzó con el Departamento de Justicia de EEUU en enero. Es un añadido a tener que pagar 4.056 millones de euros al tipo de cambio actual por instalar un software que limitaba las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en algunos modelos de motores diésel cuando detectaba que se le hacía una inspección.

Zonas geográficas del delito

Doess ha explicado antes de tomar la palabra que había recibido la autorización del consejo de administración de Volkswagen para reconocer los actos criminales. Asimismo, ha explicado que se habían producido tanto en Alemania como en EEUU.

El juez del distrito, Sean Cox, aceptó la declaración. Se cierra el capítulo judicial del caso que se ha llevado por delante la credibilidad de Volkwagen pero que ha tenido un impacto limitado en las ventas del grupo. De hecho, ha cerrado el ejercicio 2016 con una mayor comercialización y beneficios, apoyado también en la mejora de las condiciones comerciales de adquisición.

Medidas para evitar que suceda

La automovilística también se ha comprometido a poner en marcha auditorías y a ser controlada por un monitor independiente a lo largo de los próximos tres años. Es la fórmula que se ha acordado con el Departamento de Justicia para asegurar que no recae en la manipulación de las emisiones de partículas nocivas para la salud.

La corporación con sede en Wolfsburg ha pagado 23.584 millones de euros al tipo de cambio actual solo en EEUU por el caso diéselgate. Se han destinado a hacer frente a las reclamaciones de los titulares de vehículos afectados, reguladores medioambientales, estados y concesionarios. También se ha ofrecido a recomprar 500.000 unidades afectadas.

Directivos inculpados

El Departamento de Justicia, por su parte, inculpó a siete directivos del grupo. Tanto actuales como anteriores. Uno de ellos se encuentra bajo custodia y esperando juicio, mientras que otro se declaró culpable y está cooperando con la justicia.

El presidente del consejo de vigilancia de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch, aseguró el pasado lunes que la corporación prevé una amplia acción disciplinaria contra una docena de sus empleados que se encuentran en suspendidos de actividad y sueldo. 

Destacadas en Business