Menú Buscar
El logo de Volkswagen, la marca a la que Bruselas ha dado un año más para reparar los coches, en la sede de la compañía en Alemania / EP

Bruselas da un año más a Volkswagen para reparar los vehículos afectados por el ‘diéselgate’

La Comisión Europea insta a la compañía a completar el proceso, cuyo plazo inicial era otoño de este año

2 min

Volkswagen tendrá un año más de margen para reparar todos los vehículos afectados por el diéselgate. La Comisión Europea había dado a la automovilística hasta otoño de este año para completar el proceso, gratuito para los clientes. Sin embargo, este martes Bruselas ha instado a la compañía a acelerar los arreglos y a cumplir con los compromisos en 2018.

La UE también ha pedido más esfuerzos al fabricante alemán en gestionar las quejas de sus clientes con respecto al escándalo de las emisiones, que salió a la luz en septiembre de 2015. En septiembre, la comisaria de Justicia, Věra Jourová, enviaron una carta al consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller, en la que le recordaban el compromiso que habían adquirido de revisar todos los coches trucados antes del final de otoño de 2017.

Un 73% de coches reparados

De momento, la automovilística ha reparado un 73% de los vehículos afectados en la Unión Europea. Para impulsar el aumento de la cifra, Jourová ha anunciado que presentará un plan en primavera para los consumidores. Entre las medidas que incluirá figura dar más herramientas a las asociaciones de consumidores para “defender sus intereses de manera más efectiva”, sobre todo al enfrentarse a grandes compañías como Volkswagen.

El escándalo descubrió cómo algunas marcas de automóviles trucaban sus coches para que superaran las pruebas de emisiones. Esto provocó una profunda crisis a Volkswagen, la más afectada, que vio sus cuentas hundirse en 2015, cuando perdió 1.582 millones de euros.

A partir de ese momento, la compañía ha mostrado su voluntad de apostar por el coche eléctrico. En el Salón del Automóvil de Frankfurt de septiembre, la firma anunció una inversión de 20.000 millones de euros en electrificar todos sus modelos, meta que espera alcanzar en 2030.