Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede de Vodafone en Madrid / EP

Vodafone vende su filial en Hungría por 1.759 millones de euros

La operadora británica ha llegado a un acuerdo con la tecnológica 4iG y Corvinus, una empresa propiedad del Estado magiar

2 min

La teleco británica Vodafone ha acordado vender su filial en Hungría por 1.759 millones de euros (715.000 millones de forintos) a la tecnológica 4iG y a Corvinus, una empresa propiedad del Estado magiar.

Según ha especificado 4iG, esta compañía se hará con el 51% de Vodafone Magyarország Távközlési, mientras que Corvinus será propietario del 49% restante.

Segundo mayor operador

Tras la transacción, 4iG espera fusionarse con Vodafone para ser el segundo mayor operador de telecomunicaciones fijas y móviles en el país, solo por detrás de Magyar Telekom.

El precio de adquisición supone un múltiplo de 9,1 veces del resultado bruto de explotación (ebitda) para el año fiscal finalizado el 31 de marzo de 2022.

Operación estratégica

"El Gobierno húngaro tiene una estrategia clara de crear un campeón nacional propiedad del Estado en el sector de las tecnologías de información y comunicación", ha destacado el consejero delegado de Vodafone, Nick Read.

Según el primer ejecutivo de la firma británica, la fusión en Hungría permitirá a la filial "tener un papel clave en el desarrollo y crecimiento futuro del sector como un operador convergente y mucho mejor escalado".

Cinco millones de clientes

Vodafone Hungría cuenta con 3,8 millones de clientes minoristas y empresas, de los cuales 3 millones son clientes de líneas móviles y los 800.000 restantes, de servicios fijos. Tras la fusión con 4iG, la empresa conjunta tendrá cinco millones de clientes.

La operadora británica sigue "buscando fusiones y adquisiciones en mercados importantes como España, Portugal, Italia y Reino Unido", según ha señalado la compañía. En España, el acuerdo de fusión entre MásMóvil y Orange cortocircuitó la potencial oferta de Vodafone por la teleco amarilla.