Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Vodafone en una de sus tiendas / EUROPA PRESS

Vodafone reduce sus ingresos en España el 2% por la pandemia

En términos globales, la operadora británica volvió a los beneficios tras la aplicación de un plan para contener costes

3 min

Vodafone España ingresó en su segundo trimestre fiscal (entre julio y septiembre) 1.056 millones de euros, el 2,1% menos con respecto al mismo periodo de 2019. El grupo de telecomunicaciones justifica estos resultados tanto por el impacto de la pandemia como por la elevada presión competitiva. En lo que respecta al negocio de móviles, fibra y televisión la compañía facturó 960 millones, el 1,8% menos.

La compañía ha acusado la caída de ingresos por roaming derivado de la falta de turistas por el impacto del coronavirus. En cuanto al resultado bruto de explotación (Ebitda), la firma alcanzó los 488 millones de euros durnate el primer semestre, el 6% más que hace un año. Esto se explica por los menores costes tras la salida del fútbol, la aplicación de un nuevo modelo organizativo y los avances en digitalización.

Vuelta al benefico

En términos globales, la operadora británica ingresó 21.427 millones de euros, el 2,3% menos que hace un año, según ha detallado este lunes a la Bolsa de Valores de Londres. Con todo, Vodafone elevó el beneficio neto hasta los 1.555 millones en el primer semestre, frente a las pérdidas de 1.891 millones de 2019.

El beneficio operativo ascendió en el semestre a 3.472 millones de euros, frente a los 577 millones de euros del año anterior. La firma ha detallado que el rendimiento del semestre ha ido en línea con lo esperado y con una mejora de los contratos de los clientes.

Contención de costes

El consejero delegado de Vodafone, Nick Read, ha detallado este lunes que los resultados muestran una creciente confianza en la perspectiva sobre sus resultados anuales y se ha congratulado del éxito de su política de control de costes y la oferta de 5G.

En lo que respecta a la deuda neta, a 30 de septiembre estaba en 44.000 millones de euros frente a los 42.200 millones de euros al 31 de marzo. Esto se explica por el pago de dividendos de 1.200 millones en su anterior año fiscal.

Destacadas en Crónica Business