Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente y consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra / EUROPA PRESS

La historia se repite 25 años después: Vodafone redefine el negocio de las telecomunicaciones

António Coimbra sienta las bases del futuro del sector: televisión, 5G, datos ilimitados, plataformas de bajo coste… y nada de fútbol

4 min

La historia se repite 25 años después. Vodafone redefine el negocio de las telecomunicaciones y lo hace ahora con una estrategia en la que nadie confiaba hace apenas un lustro. Si bien en la década de 1990 marcó las pautas de un nuevo mundo en telefonía, hoy sienta las bases de un futuro que pasará, de forma necesaria para el sector, por la televisión, el 5G, los datos ilimitados y la optimización de las plataformas de bajo coste. ¡Ah!, y nada de fútbol. Demasiado caro y nada rentable. El autor intelectual de este método es António Coimbra, que deja la dirección ejecutiva de la compañía después de enseñar el camino a seguir, y con el que se ha adelantado a todos los competidores.

En un mundo globalizado como el actual, con tantos competidores en el mercado, se antoja imprescindible ser un visionario y correr más que los demás. Sin ir más lejos, en España compiten hasta 30 marcas diferentes de telefonía, entre operadores low cost, operadores de nicho, firmas de cobertura nacional y pequeñas telecos de ámbito local. Y Coimbra ha sembrado cuatro semillas para que crezcan más deprisa que las de sus rivales: televisión (series y programas), 5G, datos móviles ilimitados y optimización de las plataformas de bajo coste que, en el caso de Vodafone, se llama Lowi.

Vodafone apuesta por las series y se olvida del fútbol

La primera semilla, la de la televisión, busca que Vodafone se convierta en un agregador de programas, series y películas. El fútbol, de hecho, ya no tiene cabida en este apartado. No es esencial. Coimbra lo vio antes que nadie, cuando todos creían que prescindir del llamado deporte rey era una temeridad. Sin embargo, solo arroja pérdidas millonarias, como bien saben Telefónica y Orange. En el mejor de los escenarios, perderán, al año, 366 millones y 173 millones de euros, respectivamente. Es imposible rentabilizar este producto con el coste que tiene, los abonados que suma y el precio que se les cobra. En paralelo, Vodafone, ya sin la oferta balompédica, ha tramitado 93.000 altas en pocos meses.

La segunda semilla es la apuesta por la tecnología 5G, el futuro de las telecomunicaciones. En este sentido, Coimbra posicionó a Vodafone con fuerza en este espectro, por lo que aventaja en un año a sus principales rivales del mercado. Y lo mismo ocurre con la oferta de datos móviles ilimitados: ha pasado de parecer una medida desesperada para recuperar cuota a convertirse en el ejemplo a seguir por todas las operadoras. En efecto, el 5G también le permite ir por delante en esta batalla de lo ilimitado.

Un precio competitivo, la apuesta de Vodafone

Por último, hay que mencionar que el precio es un factor esencial en el mercado de las telecomunicaciones, un mundo marcado por las notables cifras de infidelidad. Por ello, la función de las marcas low cost dentro de los consorcios es cada vez más decisiva. En el caso de Vodafone, esta opción se llama Lowi que, basada en una operativa sencilla y un modelo singular de relación con los clientes, le ha permitido crecer más del 50% en contratación de abonados en menos de un año. De este modo, los analistas independientes consultados sostienen que Coimbra ha puesto los cimientos del futuro del sector. Y, en esto, Vodafone va en cabeza.

Destacadas en Business