Menú Buscar
Antonio Coimbra, responsable de Vodafone en España, la operadora que se ha hecho con un contrato de más de 61 millones de la Generalitat / EFE

Vodafone gana en los tribunales un contrato de 61 millones de la Generalitat

El órgano administrativo de las licitaciones públicas catalán desestima un recurso de Telefónica para hacerse con la telefonía fija y las redes inteligentes del Govern

4 min

Vodafone es desde este noviembre el proveedor integral de los servicios de telefonía fija, videoconferencias y la red inteligente que usa todo el sector público catalán de la Generalitat. Así lo ha decidido el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) en una resolución reciente que cierra el conflicto abierto con una licitación de casi 61,3 millones de euros que estaba parada desde el pasado mayo.

Fue entonces cuando Telefónica presentó ante este órgano administrativo, cuyas resoluciones son de obligado cumplimiento, un recurso especial en materia de contratación en que alegaba que la mesa de adjudicación valoró de forma incorrecta las ofertas de las operadoras que se presentaron y que se debía replantear la decisión final.

Victoria por la mínima

La compañía británica se impuso al grupo español por la mínima. Su plica obtuvo una puntuación final de 88,01 puntos respecto a los 86,24 de Telefónica, que venció al evaluar los “criterios subjetivos” de la licitación (47,9 puntos frente a los 38,89 de su rival). Vodafone se hizo con el contrato gracias al apartado de “criterios objetivos”, donde obtuvo una nota de 49,12 frente al 38,34 del otro ofertante.

El director gerente del CTTI, Joan Angulo (i), en una sesión informativa con el personal del Ayuntamiento de Barcelona / CTTI
El director gerente del CTTI, Joan Angulo (i), en una sesión informativa con el personal del Ayuntamiento de Barcelona / CTTI

La concesión que se ha discutido forma parte de uno de los paquetes más grandes del llamado contrato del siglo de la Generalitat, la macrolicitación de todos los servicios tecnológicos del Gobierno catalán que sacó a concurso público el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) y que renovó en 2018. De forma concreta, se ha peleado por la renovación de todos los servicios de telefonía de la Administración --fija, móvil y numeración especial-- cuyo valor estimado alcanzaba los 90,97 millones.

Alegaciones de Telefónica

Telefónica alegó que la oferta de Vodafone se debía excluir de esta licitación por tres razones. Aseguraba que la plica incluía “documentación en el sobre que no le correspondía”, que incurría en “incumplimientos administrativos y técnicos” y que su propuesta económica era “anormalmente baja” y omitía costes que ascendían a los 5,13 millones.

El Tribunal asegura que la multinacional presidida por José María Álvarez-Pallete “sólo cuestiona de forma subsidiaria y sin fundamentación detallada algunas de las puntuaciones asignadas”, incluso en el aparatado del coste del servicio. Considera que el informe técnico de justificación de Vodafone aporta argumentos que “resultan suficientes y coherentes” y que la británica “no ha roto la presunción de temeridad en que se había incluido de forma inicial”.

Por todo ello, procede a la “desestimación íntegra” del recurso.

Sin recurso judicial

El decisión del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público es vinculante, aunque el litigio podría continuar por la vía de la justicia de lo contencioso-administrativo. Fuentes conocedoras del proceso aseguran que Telefónica no recurrirá. Vodafone cobrará los 61,3 millones para prestar el servicio a la Generalitat.