Menú Buscar
Proyección de cómo terminará la rehabilitación del número 41 de la calle Ausiàs March, el nuevo inmueble de 'megalujo' en Barcelona / CG

Las viviendas de megalujo llegan a la plaza Tetuan de Barcelona

Los nuevos propietarios pagarán un mínimo de dos millones para residir en un edificio con spa, gimnasio, chófer y asistente virtual

4 min

La nueva fiebre inmobiliaria en Barcelona ha traído consigo las rehabilitaciones de megalujo. Viviendas sitas hasta la fecha en edificios singulares como la antigua sede de Winterthur en la plaza Francesc Macià, que tenía la etiqueta de la promoción más cara de la ciudad hasta que se impulsó la renovación de la torre Deutsche Bank en la confluencia entre paseo de Gràcia y avenida Diagonal. Pero en la nueva moda por el ladrillo este tipo de conceptos llega incluso a lugares que no estaban en el radar de lo premium, como son los alrededores de la plaza Tetuan.

CBRE ha iniciado la comercialización de una finca rehabilitada (construida en 1895) que se ha convertido en un reducto de 19 viviendas del lujo más exclusivo que se pueden encontrar en la ciudad. Tanto por el concepto de los espacios que se han diseñado, en los que se conservan los elementos clásicos del inmueble regio y se mezclan con propuestas innovadoras en materiales exclusivas, como por los servicios que incluirá.

Chófer y bicicletas

Los vecinos compartirán un spa y un gimnasio dentro del edificio, una cabina de masajes, un portero bilingüe --por los clientes potenciales a los que puede interesar--, varios chóferes a su disposición e incluso un asistente virtual que se encargará de gestionar citas y reservas, desde buscar mesa en un restaurante concreto a concertar una visita médica. 

El toque moderno lo pone el servicio de bicicletas y el restaurante con cocina mediterránea que se ha proyectado en la planta baja. Propuestas "que se sitúan en la vanguardia del confort y la excelencia y al alcance de muy pocos”, tal y como se indica en el folleto de venta.

Cliente internacional

Ya se han iniciado las obras en el número 41 de la calle Ausiàs March. Fuentes cercanas a los promotores del proyecto indican que la entrega se realizará a finales del año en curso y que el inicio de la comercialización ha despertado el interés del mercado.

El internacional, básicamente, ricos de países del este de Europa, de Oriente Medio o las nuevas clases acomodadas de zonas como Turquía que quieren tener una vivienda en Europa pero que no disfrutarían del mismo lujo por el mismo precio en otras ciudades como Londres o París. La horquilla de precios con los que se trabaja en esta promoción hace muy difícil que el edificio tenga inquilinos de la ciudad.

Pisos de dos a 12 millones

Aún no se han cerrado los importes exactos, pero desde el sector indican que el tique de salida llegará tranquilamente a los dos millones de euros. El coste que tendrían los apartamentos de una habitación, de casi 65 metros cuadrados.

Cabe tener en cuenta que en la promoción se comercializan desde estos pisos pequeños a áticos con 232 metros cuadrados de vivienda y una terraza de casi 280 metros. Fácilmente alcanzarán los 12 millones que pagaron los vecinos de la antigua sede de Winterthur.

Aunque hay una diferencia notable entre otras promociones de megalujo y la que se empieza ahora a vender. Tal y como destacan los interlocutores del sector consultados, los vecinos de estos otros edificios salen de sus casas y se encuentran con una red de comercios y establecimientos de restauración a la altura de sus demandas (y de sus bolsillos), con grandes marcas internacionales de todo tipo. Por ahora, no ocurre los mismo en la plaza Tetuan.