Menú Buscar
Un hombre observa ofertas de alquiler de piso

El 22% de las viviendas en España son de alquiler

En los últimos 10 años han aumentado en 880.000 los hogares que pagan una renta mensual con precios que tienden al alza

4 min

El número de hogares en alquiler ha pasado del 19% en 2007 al 22% en 2016, lo que supone un aumento neto de más de 880.000 nuevos hogares, según el Informe Residencial 2018 CBRE. Aunque la cifra todavía está lejos de la registrada en otros países.

El informe ha puesto de relieve que los precios del alquiler en España se encuentran en una clara tendencia al alza desde el inicio de la recuperación económica. Así, el crecimiento nacional en 2017 fue del 18%.

Competencia entre alquiler y propiedad

El informe explica que teniendo en cuenta los actuales niveles de accesibilidad a la vivienda y las tasas de esfuerzo hipotecario, el coste del alquiler sobre la renta disponible empieza a competir con la vivienda en propiedad.

Concretamente, en la actualidad los hogares invierten cerca de un 20% del salario en el pago del alquiler, cifra que oscila dependiendo de la zona. En el caso de la hipoteca media, el pago supone el 23% de los ingresos de la unidad familiar.

Alquiler, buena opción para inversores

Respecto a la rentabilidad, el estudio señala que las rentabilidades brutas anuales se mueven en las grandes ciudades dentro de un rango que oscila entre el 4% y el 6%. Esto hace que la oferta de vivienda en alquiler se esté posicionando como una opción "muy interesante", según el portavoz de CBRE, para los inversores institucionales, las socimis y los pequeños inversores.

Por zonas, la demanda efectiva de vivienda se concentra en los mercados con los niveles adquisitivos más altos, entre los que destacan las áreas metropolitanas de las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla) y las regiones con un sector turístico consolidado.

Escasez de vivienda nueva

Por otro lado, el informe asegura que aunque la producción de vivienda nueva se encuentra "lejos" de los niveles de antes de la crisis, empieza a mostrar "signos de recuperación". Sin embargo, según Población, en el entorno de mercado actual, la producción de vivienda nueva es "claramente insuficiente" para satisfacer la demanda de la vivienda y el mantenimiento de un ritmo de renovación del parque de viviendas.

De cara a los próximos dos años, CBRE estima que el número de viviendas visadas en 2017 alcance las 81.000 viviendas y prevé que esta tendencia siga en aumento y que cierre en las 100.000 viviendas a finales de este año, lo que permitiría que se alcancen niveles de producción más próximos a la demanda existente.

La inversión en suelo, por su parte, sigue en niveles "muy alejados" de los obtenidos en el ciclo expansivo anterior. En los mercados principales, Madrid y Barcelona, la escasez de suelo disponible para construir, condicionada por la moderada actividad de ordenación del suelo, está generando un importante "cuello de botella" para el desarrollo del mercado.