Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores / EP

La visita de Exteriores a EEUU tendrá agenda empresarial: Abertis, Santander e Iberdrola

El ministro José Manuel Albares realiza un viaje diplomático esta semana en el que mantendrá encuentros con el secretario de Estado, Anthony Blinken, y la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi

5 min

La visita que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, realizará esta semana a EEUU incluirá un destacado capítulo empresarial. En una apretada e intensa agenda, en la que figuran reuniones con, entre otros, el secretario de Estado y la presidenta del Congreso, el jefe de la diplomacia se verá con los máximos responsables de grandes compañías españolas con destacados intereses en el país. Entre ellas figuran Abertis, Iberdrola, Santander y Repsol, según ha podido saber Crónica Global de fuentes diplomáticas.

La cita será uno de los primeros encuentros que mantendrá Albares, cuya visita a suelo estadounidense se desarrollará a lo largo de los próximos martes y miércoles; de hecho, está previsto un desayuno de trabajo el primer día, en el que el ministro despachará con los primeros ejecutivos de las empresas en el país estadounidense.

Renovables e infraestructuras

Además de las mencionadas, también estarán presentes otras compañías de sectores como las energías renovables, como es el caso de Siemens Gamesa; de las infraestructuras, entre otras Cintra, filial de Ferrovial con una más que notable presencia en concesiones en EEUU; y del sector tecnológico (Everis-NTT Data).

Será la previa de uno de los platos fuertes de la visita, como es la reunión con la presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, cabeza visible además del Partido Demócrata. Albares también se reunirá con congresistas y líderes de origen hispano.

Estrechar lazos

Aunque el viaje es de marcado carácter diplomático, con el fin de seguir estrechando los lazos con la Administración Biden, Albares tendrá tiempo para conocer de primera mano la situación de grandes empresas en EEUU y trasladar sus inquietudes y planes en el país tanto a Pelosi como al secretario de Estado, Anthony Blinken, con quien también hay previsto un encuentro.

El mercado norteamericano es una de las principales plazas en el exterior para Santander, Cintra e Iberdrola, cuya filial Avangrid es una de las mayores compañías energéticas del país y podría convertirse en una de las tres primeras de culminar la operación de compra de PNM Resources.

La presencia de Abertis

Además, la compañía que preside Ignacio Galán cuenta con grandes desarrollos de eólica marina en la costa este del país, en diferentes grados de avance.

Por su parte, Abertis adquirió hace dos años el 55% de la concesión Elizabeth River Crossings, a través de la que gestiona dos túneles y una autopista en el estado de Virginia. Y además está presente en el país a través de su filial Emovis, especializada en tecnologías de peaje, y que se encarga de los sistemas de varias concesiones como el Newport Pell Bridge, en el estado de Rhode Island, con un sistema mixto de peaje manual y sin barrera para la gestión del paso de más de 35.000 vehículos diarios.

Oportunidades tras la crisis

En este sentido, los planes del equipo económico de Biden cuentan con sectores como las renovables y las infraestructuras como pilares fundamentales para cimentar la recuperación tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Un hecho que abre múltiples oportunidades para los grupos españoles que tienen una destacada presencia en el mercado estadounidense y que podrían beneficiarse de una mejora en las relaciones bilaterales de ambos países desde el punto de vista diplomático.

Deshielo progresivo

Desde que se produjo el relevo en la Casa Blanca, hace casi un año, el Gobierno que lidera Pedro Sánchez ha tratado de restablecer las relaciones con la primera potencia mundial, que se habían resentido durante la Administración Trump.

Una circunstancia que no había favorecido los intereses empresariales de España en EEUU ni tampoco la llegada de inversiones norteamericanas al país. El deshielo se ha articulado de forma pausada en los últimos meses, de modo que la visita de Albares busca ser un espaldarazo definitivo al proceso.

Además, el contexto es el de la próxima cumbre de la OTAN que tendrá a España como anfitriona y que podría contribuir a estrechar más los lazos estratégicos entre ambas naciones.