Menú Buscar
Carles Vilarrubí, consejero de Fira de Barcelona, accionista de RAC1, vicepresidente en España de Banca Rothschild, en una imagen de archivo junto a su mujer, Sol Daurella / EFE

Vilarrubí se sienta ante el juez para explicar sus negocios con el hijo mayor de Pujol

El marido de la millonaria Sol Daurella negó en sus declaraciones anteriores relación comercial alguna, pero nuevos datos procedentes de Andorra cuestionan la veracidad de su testimonio

4 min

El juez José de la Mata interroga hoy al empresario barcelonés Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça, consejero de Fira de Barcelona, accionista de RAC1, vicepresidente en España de Banca Rothschild y responsable de la aseguradora Willis. El nuevo llamamiento ante la justicia del marido de Sol Daurella, la millonaria propietaria de Coca-Cola European Partners, tiene lugar tras las averiguaciones de la justicia española al recibir los datos de sendas comisiones rogatorias a Andorra.

La primera vez que la Audiencia Nacional llamó a Vilarrubí fue en calidad de testigo. Pero, después, el empresario próximo a Artur Mas pasó a la condición de imputado (investigado). Ante el magistrado, el hombre de negocios que Jordi Pujol y Javier de la Rosa pusieron al frente del actual Port Aventura vino a explicar al juez que apenas tenía relación con Jordi Pujol Ferrusola. Recordaba, si acaso, el pago de dos facturas de 10.000 euros cada una por unos trabajos de búsqueda de terrenos en los que construir unas instalaciones hípicas.

Esclarecedoras comisiones rogatorias

Tan poco convincentes resultaron sus explicaciones que el juez decidió mantener sobre Vilarrubí la imputación y hacer caso omiso de las peticiones en contra que el penalista Emilio Zegrí ha ido elaborando. Es más, De la Mata envió a Andorra unas comisiones rogatorias del sumario que sigue, en una pieza de carácter secreto, en las que se pedía identificar al titular de una cuenta del banco Crédit Andorrà que habría recibido ingresos de Jordi Pujol Ferrusola.

La Policía Nacional registró el domicilio de Carles Vilarrubí el 27 de octubre de 2015 / EFE

Con la información en la mano de esa comisión, De la Mata tiene muchos más argumentos para interrogar a Vilarrubí, mientras que el empresario deberá explicar al magistrado por qué razón había olvidado sus relaciones comerciales con el hijo mayor del ex presidente catalán. En la investigación se ha sabido, en efecto, que la cuenta numerada 6244 de Crédit Andorrà AND tenía un titular: Carles Vilarrubí Carrió. Y que esa cuenta habría recibido, al menos, ingresos de 23 millones de antiguas pesetas pagados por Jordi Pujol Ferrusola.

La Cerdaña de los prodigiosos negocios

Pese a que en su primera comparecencia ante el juez Vilarrubí se mostró casi un extraño con respecto a la familia Pujol, cuando el juez decidió el 27 de octubre de 2015 registrar el lujoso domicilio del matrimonio Vilarrubí-Daurella el vicepresidente del Barça se vio obligado a explicar algunos negocios que su memoria había traspapelado hasta la fecha: la adquisición de un restaurante, Torre del Remei, en la exclusiva zona de la Cerdaña catalana. Unas horas después de que la policía entrara en su residencia Vilarrubí emitió un comunicado en el que se defendía y anunciaba que su abogado recurriría: “En ningún momento fui administrador, apoderado, ni representante legal de dicha sociedad y, por supuesto, ignoraba por completo la existencia de cuentas corrientes en Andorra a su nombre”.

La comparecencia prevista para hoy en el juzgado supondrá un elemento sustancial para refrescar las relaciones comerciales entre Vilarrubí y Pujol Ferrusola, algunas de las cuales parecen haber vivido un efecto de disolución en la memoria del empresario.