Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vila-seca

Vila-seca termina septiembre con 1.113 personas en paro

Un total de 53 personas han perdido su trabajo en el municipio en el último mes

2 min

El municipio de Vila-seca ha terminado septiembre con un aumento en el desempleo. Asciende hasta las 1.113 personas que actualmente se encuentran sin trabajo en la localidad, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat).

En total, son 53 personas más sin trabajo en comparación con el mes pasado, en una situación económica afectada por la crisis que ha provocado la pandemia de coronavirus. Estas cifras muestran un incremento del 5% con respecto al mes pasado, cuando el municipio acabó el periodo con 1.060 personas sin empleo.

El sector servicios lidera la subida de parados

El sector servicios ha sido el más castigado de la localidad según los últimos datos publicados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, indica que en Vila-seca hay un total de 875 personas de esta actividad sin actividad, lo que representa un 79% del total de desempleados. Por orden descendente, le siguen construcción (9,16%), industria (7%) y agricultura (1,8%).

La mayor causa de estas cifras de desempleo es la normativa de cierre de los comercios no esenciales como medida de actuación en contra de nuevos contagios en lo ya conocido por todos como tercera ola del coronavirus, que llegó tras una relajación de las restricciones para afrontar los festivos de Navidad. Desde la desescalada, son muchas las regiones del conjunto de España que pusieron en funcionamiento estos recursos, junto con Cataluña. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han logrado minimizar el impacto tanto en la tasa de paro como en la destrucción de estos trabajos. Esto ha permitido a las personas afectadas conservar su puesto a pesar de las consecuencias de la pandemia en la economía de la región.

Mujeres entre 40 y 44 años

Apenas existe desigualdad de género entre hombres y mujeres en situación de desempleo en el municipio, aunque las cifras son elevadas en mujeres (662 personas) que en hombres (451 parados).

Por grupos de edad, el más afectado por el paro es el de adultos de a partir de 40 años, con 161 personas actualmente desempleadas.