Menú Buscar
Santi Vila (c) en la presentación del Pacto Nacional por la Industria junto a Àngels Chacón (Industria); Roser Morer (Fepime); Josep Lluís Cabestany (Foment del Treball); Camil Ros (UGT); Javier Pacheco (CCOO); Joan Maria Gimeno (Pimec); y Joan Aregio (Ge

A rey muerto, rey puesto: Vila se olvida de Baiget a las 24 horas

El nuevo consejero de Empresa y Conocimiento obvia a su antecesor despedido al presentar su principal trabajo del mandato, el Pacto Nacional por la Industria

05.07.2017 19:36 h.
4 min

Jordi Baiget, el conseller de Carles Puigdemont que mostró sus dudas sobre el referéndum, es cosa del pasado. Como mínimo, para la Generalitat de Cataluña. Así lo ha dejado claro su sucesor en el departamento de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, en el acto de presentación de su principal obra de mandato, el Pacto Nacional por la Industria (PNI).

Un macroacuerdo para determinar las líneas de trabajo necesarias para impulsar la política industrial catalana con la definición de medidas específicas y su cuantificación económica que llega a 2020. El mismo horizonte marcado por la Unión Europea y Naciones Unidas en la estrategia 2020 de crecimiento sostenible con una diferencia: se marca llegar al 25% del PIB catalán industrial. Cinco puntos más que el objetivo de Bruselas.

Blindaje ante las “turbulencias”

Vila ha sido el que ha presentado las conclusiones primero ante los grupos de la oposición y después ante los medios. En un acto convocado a última hora que ha contado con la representación de los principales sindicatos y patronales (CCOO, UGT, Foment del Treball, Pimec y Fepime) y el secretario general del departamento, Joan Aregio.

Mientras que los agentes sociales han agradecido a Baiget el impulso y coordinación del debate, que nace del acuerdo social Pacto Más Industria, su sucesor sólo ha hecho en público --en privado sí que le ha agradecido el trabajo hasta la fecha-- una mención a su predecesor menor. Para dejar claro que asume el compromiso de “blindar el acuerdo de las turbulencias políticas que habrá en los próximos meses”. El procés.

Aportación de la oposición

Para ello, se ha “considerado oportuno que el consejo general de la empresa eleve al Gobierno los trabajos que se han llevado a cabo y dan como resultado el PNI”. El departamento tramitará de forma inmediata la petición de una comparecencia en la comisión de Empresa y Conocimiento para que “los grupos parlamentarios enriquezcan el plan”.

Este es uno de los puntos débiles del PNI, el recelo con el que se lo miraban la oposición por el papel menor que aseguran que se les ha atribuido en un debate que ha durado meses y se ha estructurado en seis ámbitos.

Aprobación en el consejo ejecutivo

Es complejo que tenga lugar antes del último pleno del curso político. Con todo, los firmantes recuerdan que el consenso en el documento es tal que se puede aprobar por un acuerdo de Gobierno. Indican que se trata de un pacto que nace con el objetivo de transcender legislaturas y ser transversal.

Que Cataluña disponga del presupuesto suficiente para cumplir con lo acordado es otra lucha. Pero los agentes sociales han diseñado una estructura para fiscalizar su ejecución. Movilizará más de 3.100 millones de euros hasta 2020 de la Generalitat, otras administraciones y el ámbito europeo. Unos 1.800 del Gobierno catalán (467 millones del presupuesto de 2017).

Han participado en la presentación del PNI Javier Pacheco, secretario general de CCOO de Cataluña; Camil Ros, su homólogo en UGT de Cataluña; Josep Lluís Cabestany, presidente de la comisión de Industria de Foment del Treball; Joan Maria Gimeno, presidente de la comisión economicofiscal de Pimec; y Roser Morer, secretaria de Fepime. La firma oficial del acuerdo está prevista para el 24 de julio. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información