Menú Buscar
Imagen del centro comercial Glòries, cuyos vigilantes han denunciado a Securitas / CG

Estalla un conflicto laboral en Glòries y Splau

Los vigilantes de seguridad demandan a Securitas por impagar un plus mensual a 80 compañeros de los dos centros comerciales de Barcelona y Cornellà

3 min

Conflicto laboral en Glòries y Splau. Los vigilantes de seguridad de los dos centros comerciales han demandado a Securitas, la empresa adjudicataria de la seguridad en los dos centros comerciales de Unibail Rodamco por, supuestamente, impagar un plus mensual a 80 compañeros. El caso ha recalado en el Servicio de Conciliaciones de la Generalitat de Cataluña.

Según la demanda al organismo del Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias a la que ha accedido este medio, el colectivo alerta a la Consejería que comanda Chakir el Homrani que Securitas ha manifestado su voluntad de impagar un plus de 225 euros mensuales. Este extra lo abonará el grupo de seguridad a sus trabajadores en el Centro Comercial La Maquinista. Al parecer, el complemento se pagará también durante el mes de vacaciones y se incrementará con la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) interanual. "Mejora las condiciones laborales de los trabajadores", admite el demandante.

Uno, sí; dos, no

Ello es cierto, aunque en parte. Securitas mejorará la retribución de su treintena de vigilantes de La Maquinista, pero no a los de Glòries y Splau, otros 80 trabajadores. "No tiene sentido, pues desempeñan el mismo trabajo y, por lo tanto, deberían cobrar el mismo salario. Aquí vemos claramente un ejemplo de discriminación", ha indicado un portavoz de ADN Sindical, agrupación denunciante.

Por este motivo, el sindicato entró el martes 31 de diciembre un escrito ante Conciliaciones de la Generalitat de Cataluña. Pretende llegar a un acuerdo para que Securitas extienda el plus que paga en La Maquinista a Glòries y Splau, acabando así con una medida "contraria a los derechos laborales de la plantilla".

Segunda denuncia

El nuevo conflicto laboral en los dos centros comerciales de Barcelona y Cornellà de Llobregat, en la misma provincia, es el segundo con este colectivo que estalla en apenas en año y medio. En junio de 2018 los vigilantes denunciaron la falta de formación de los profesionales para usar los espráis de defensa, pese a que la empresa adjudicataria de la seguridad permitía su uso.

Los tres centros comerciales son sendas contratas que retiene Securitas en Barcelona. En el centro de trabajo de la ciudad condal, el gigante del sector cuenta con un total de 2.300 trabajadores.