Menú Buscar
Víctor López, el letrado sevillano que se ha querellado contra Apple y la icónica tienda de la compañía en Nueva York / FOTOMONTAJE DE CG

Víctor López, el abogado sevillano que lucha contra Apple

Demanda al gigante tecnológico por la presunta “confusión” a la que somete a sus usuarios en la venta de música y películas

5 min

Desde Sevilla contra la firma que ha revolucionado la tecnológica actual, Apple. Víctor López es un joven letrado de tan solo 28 años que fundó el despacho LBO Abogados en la capital andaluza. Basó su tesis de final de máster en una de las polémicas que tuvo mayor transcendencia en 2012, las condiciones de adquisición de música, películas y aplicaciones en las tiendas virtuales App Store e iTunes. Ahora, ha pasado a la acción. Se ha querellado contra la firma capitaneada por Tim Cook.

Lo ha hecho en los tribunales de Madrid, domicilio fiscal de Apple Retail Spain. Ante los juzgados de lo mercantil, que aún no han aceptado a trámite la demanda. Por el momento, han solicitado a López que amplíe la información aportada.

El bulo sobre Bruce Willis que le inspiró

Su escrito judicial se inspira en un rumor que se extendió en septiembre de 2012. El sensacionalista británico The Sun aseguró que Bruce Willis buscaba a un abogado para denunciar a la compañía y poder llegar su extensa colección musical de su biblioteca particular en iTunes a sus hijas. La información fue desmentida pero ha servido para que López se versara sobre el caso.

Afirma en el escrito judicial que la filial española de Apple “realiza un uso indebido del término compraventa”. “La realidad es que celebra con sus consumidores contratos concretos de licencia de uso sobre contenidos sujeto a propiedad intelectual”, añade.

Definición de compraventa

El abogado indica que la legislación vigente en el país obliga al vendedor a la “entrega de una cosa determinada”. E implica que se ejecute una “traditio o entrega” para completarla, incluso algunos casos se entregan los “títulos representativos de las mercaderías o de lo orden de inscripción en el registro público correspondiente”.

“Podemos afirmar sin ningún género de dudas que el término comprar hace referencia a la acción de adquirir en propiedad el objeto de dicho negocio a cambio de un precio cierto”, concluye. Recuerda, asimismo, que existe una directiva comunitaria en que los “contratos sobre contenidos digitales quedan equiparados al contrato de suministros”.

Confusión de Apple a los consumidores

También acusa a Apple de crear una “clara confusión sobre el negocio jurídico al que se somete el consumidor y usuario” al plantear las condiciones de consentimiento de la adquisición. Asegura que nadie se lee un escrito tan largo y con términos tan técnicos al adquirir una canción a 0,99 euros, por ejemplo.,

Por todo ello, solicita que la compañía elimine de sus contenidos los “términos que hacen referencia al negocio jurídico de la compraventa y, además de ello, aclare el tipo contractual al que se somete el consumidor y usuario”. Además de abstenerse a repetirlos “en lo sucesivo”.

Pocas posibilidades de prosperar

¿Su demanda tiene oportunidades de prosperar? Fuentes jurídicas especialistas en el ámbito de nuevas tecnologías y propiedad intelectual señalan que tiene pocas. Recuerdan que el debate sobre la adquisición de contenidos digitales y su llegado es antiguo y aún está abierto.

De forma paralela a esta cuestión, existe el problema del mapa empresarial de los grandes grupos tecnológicos y las operaciones entre filiales. Europa ha abierto varias investigaciones sobre el presunto ahorro fiscal que se deriva. También se elude en la maraña de compañías las responsabilidades de tipo intelectual como la que denuncia López, ya que no existe una legislación homogénea. Especialmente en países fuera de la UE.

“Es un tema extremadamente complejo”, manifiestan los interlocutores consultados. Dudan mucho que se resuelvan en un tribunal de Madrid.