Menú Buscar
Fachada de un estanco de tabaco en España / EP

Las ventas de tabaco en Cataluña se disparan un 20% por los impuestos en Francia

La comunidad supera al País Vasco, Navarra y Aragón, donde también acuden en masa los franceses para comprar cajetillas por la mitad de lo que cuestan en su país

8 min

La venta de tabaco en localidades españolas próximas a la frontera con Francia no para de crecer y, lógicamente, los estanqueros están encantados, al igual que el resto del sector en España.

Los altísimos impuestos en el país vecino, donde una cajetilla llega a costar el doble que en la Península, han provocado en esas zonas un incremento en las ventas cifrado en su conjunto en el 12,3% en diciembre de 2019 con respecto al mismo mes del año anterior, hasta 133 millones de cajetillas, según los datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos. La novedad es que Cataluña es la gran beneficiaria del aumento puesto que, tras crecer el 2,35%, ya acapara el 20% de las ventas a ciudadanos del país vecino, hasta 2.314 millones de euros.

Este efecto frontera con Francia ha motivado que Cataluña pase a liderar las ventas y supere a País Vasco, Navarra y Aragón, aunque todas las provincias limítrofes con Francia elevan las ventas considerablemente. Así, Girona es donde más han subido el último año (8,09%), seguida por Lleida (7,14%). Tras ellas se sitúan Guipúzcoa (4,48%), Navarra (3,82%) y Huesca (2,30%). En cambio, en Zaragoza, que no linda con Francia, se han reducido el 1,1%. 

Los estancos de Lleida se frotan las manos

Hace doce meses, el incremento en las ventas con respecto al año anterior suponía en Girona prácticamente el mismo porcentaje que ahora (8,13% entonces por 8,09%), mientras que eran menores en Lleida (5,88% por 7,14% ahora). Girona ya es la provincia española que más tabaco vende a los franceses (hace un año era Guipúzcoa), seguida de Lleida, que se convierte en el segundo destino preferido de los fumadores galos. Y es que los franceses han dado un giro a la hora de desplazarse a comprar tabaco a España y si hace apenas un año porcentualmente apostaban más por Euskadi, ahora lo hacen por Cataluña, también en detrimento de Navarra y Aragón.

Girona y Lleida ya mantenían una buena evolución en las ventas de tabaco el pasado mes de septiembre, cuando el Comisionado para el Mercado de Tabacos la cifró en su conjunto en el 6%, bastante por debajo de los datos registrados al finalizar el pasado año: 8,09% y 7,14%, respectivamente. Por su parte, en Guipúzcoa las ventas crecían un 13% hace un año y el 4,48% ahora; en Navarra la proporción es de 6,4% y 3,82% y en Huesca es de 7,01% por 2,30%. En estas provincias se reduce el porcentaje, mientras que las compras de tabaco de ciudadanos franceses en el entorno de la frontera han hecho que las ventas totales se eleven en el conjunto de España en torno al 3%.

estancocalle
Un hombre pasa por delante de un estanco / EP

Francia, desbordada por el contrabando

La consecuencia más evidente de la desproporcionada subida de los impuestos sobre el tabaco en el país vecino es que el comercio ilegal se ha disparado un 28%, diez puntos porcentuales más en dos años. Según datos de la Aduana francesa, las cantidades de tabaco incautadas en 2019 crecieron casi un 50% y la tendencia continúa en 2020.

Sin ir muy lejos, el pasado mes de enero fue interceptado en la localidad gala de Arles un camión con más de 35.200 cajetillas de cigarrillos, con un valor en el mercado superior a 2,4 millones de euros.

Así se sostiene el sector

De esta manera, en el comportamiento del mercado del tabaco en España en 2019 se aprecian dos factores destacados, que han llevado a sostener las ventas en el país: el citado aumento notable de las ventas en las provincias que limitan con Francia, y el mayor control del contrabando en Andalucía, que igualmente ha propiciado que suban las ventas legales.

Ocurre lo mismo siempre que se elevan las medidas de control del contrabando desde Gibraltar. Entonces las ventas crecen significativamente en España, como ha ocurrido ahora. Eso sí, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, el contrabando de tabaco ha propiciado que desde 2010 hayan cerrado sus puertas casi la mitad de las expendedurías de tabaco de la provincia de Cádiz.

Fracaso evidente en el país vecino

Desde hace dos años, en Francia se han ido sucediendo los impuestos a las labores del tabaco, en principio para tratar de reducir el consumo y, en menor medida, para controlar mejor su distribución legal. Pero la iniciativa, que se mantiene y se intensifica progresivamente con nuevos aumentos de los precios no está deparando buenos resultados. Al contrario.

La agresiva política fiscal contra el tabaco en el país vecino se traduce en el citado aumento del contrabando (28%) y propicia los desplazamientos de los fumadores franceses a España, pero también a Bélgica y Luxemburgo, donde no es tan barato como en la Península. En Francia se fuma por encima de la media europea (26%). Casi uno de cada tres franceses es fumador (28%) aunque más preocupante es España, con el 34%.

tabacodentro
Tabaco de contrabando intervenido por la Guardia Civil

Nada que ver con España

"España, al contrario que Francia, ha decidido adoptar una política fiscal más sensata y racional. Hemos tenido subidas ligeras de impuestos, pero si se vuelve a una situación no tan positiva para la economía, volverá a subir el comercio ilícito de tabaco, que se sitúa actualmente en el 8,1%", asegura Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis.

Ingelmo menciona igualmente que las subidas agresivas de impuestos están directamente relacionadas con el incremento en los niveles de comercio ilícito de tabaco. Un incremento que será aún mayor si crecen los diferenciales de precios con los países vecinos. "Los aumentos de impuestos al tabaco conllevan incrementos de precios, inciden negativamente en los niveles de contrabando y favorecen a los mercados fronterizos, ya que son más atractivos por el precio"..

¿Por qué Andorra no vende más?

Los fumadores franceses acuden en masa a España para abastecerse de tabaco. ¿Por qué no van a Andorra, donde además los precios son aún más bajos? El pequeño país pirenaico no experimenta subidas reseñables en sus ventas porque tiene limitada la cantidad de cigarrillos que pueden adquirir y sacar del país los visitantes de otros Estados.

En Andorra, según el Comisionado para el Mercado de Tabaco, las ventas aumentaron ligeramente, el 1,27%, en julio del año pasado con respecto al mismo mes de 2018.