Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Envase de ibuprofeno / Pexels

Las ventas de Ibuprofeno de 400 mg se disparan un 327% en España

El consumo de este medicamento en 600 mg cayó en nuestro país después de la prohibición de suministrarlo sin receta médica

3 min

Hasta hace unos meses no había problema en acudir a una farmacia y adquirir ibuprofeno de 600 mg sin ningún tipo de prescripción médica. 

Algunos establecimientos del sector tenían manga ancha, pero lo cierto es que el Real Decreto 1718/2010 establece desde hace varios años que es obligatoria la receta para dispensar medicamentos como como el Paracetamol de 1 gr, el Metamizol de 575 mg --cuya marca más conocida es el Nolotil-- o dicho antiinflamatorio. 

El endurecimiento de la compra de Ibuprofeno de 600 mg ha cambiado el negocio para las farmacéuticas, tal y como se puede extraer del informe realizado por la consultora IQVIA sobre el estado del mercado en el sector químico.

Zambón se hace hueco

En concreto, durante el último trimestre de 2019, las ventas de ibuprofeno de 400 mg se han disparado un 327% sin receta de un facultativo. Esta cifra de crecimientos la sobrepasa ampliamente la compañía Zambón, que ha incrementado sus pedidos de Ibuprofeno de dicha dosis un 484%.

La empresa química ofrece a través de tres alternativas el antiinflamatorio. La primera de ellas es una caja de 12 pastillas de 400 mg, la segunda de ellas se trata de un pack de sobres de 400 mg con 12 unidades y la tercera, un paquete con sobres de 400 mg con 20 unidades. Esta última salió al mercado el pasado mes de octubre y en el último trimestre de 2019 consiguió un volumen de ventas de 1,2 millones de euros.

Otros agentes

El resto de competidores ha crecido en base a referencias ya comercializadas antes del inicio de la campaña. Cinfa y Kern compiten en este mercado con productos posicionados como marcas (Ibudol e Ibufen).

No obstante, en menor medida, las referencias de 400mg con prescripción también se han visto beneficiadas por la campaña.

Reducción del consumo en 600 mg

La misma consultora realizó un informe sobre el consumo del ibuprofeno de 600 mg recientemente en el que se aseveraba que la dispensación menguó un 15,9% a lo largo de 2019. Dicho de otra manera, se vendieron un total de 5,24 millones de envases menos durante el año pasado.

Según la consultora, se ha conseguido reducir el consumo del antiinflamatorio, por “lo que se ha mejorado la perspectiva ante los retos que el desabastecimiento de este fármaco puede causar”.

Multas

Por otra parte, el pasado mes de mayo se recordó a los boticarios que de dispensar este y otros medicamentos sin receta, se podrían enfrentar a multas de entre 30.000 y 90.000 euros, según el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio. Se contempla esta posibilidad bajo la categoría de infracciones graves de esta normativa.

Cabe recordar que en 2017, la Consejería de Sanidad de Cantabria multó a una farmacéutica con 120.000 euros por infracciones graves y muy graves al dispensar medicamentos sin receta cuando ésta resultaba obligatoria.