Menú Buscar
Robert Pincus, socio abogado del bufete Skadden y administrador judicial de Transperfect / FOTOMONTAJE CG

La venta forzosa de Transperfect ha costado a la compañía 20 millones de dólares en abogados

Una asociación estadounidense denuncia que varias empresas se enriquecen con el conflicto mientras 4.000 trabajadores temen por sus puestos

14.09.2017 11:35 h. Actualizado: 01.07.2019 12:28 h.
3 min

La decisión del juez de la Corte Suprema de Delaware, André Bouchard, de decretar la venta forzosa de la multinacional de traducciones Transperfect le ha costado a la compañía más de 20 millones de dólares, destinados a la contratación de diferentes bufetes de abogados, bancos de inversión globales y entidades especializadas en fusiones y adquisiciones.

Según una pieza publicitaria de la asociación Citizens for a Pro-Business Delaware's (CPBD) publicada a página completa en varios medios de comunicación, una decena de firmas estarían enriqueciéndose con el conflicto accionarial que vive la compañía.

La pieza publicitaria a la que ha tenido acceso Crónica Global también remarca que Robert Pincus, socio abogado del bufete Skadden y custodian (administrador judicial) de Transperfect, estaría recibiendo un salario de 1.425 dólares la hora, unos 1.200 euros, por supervisar la controvertida venta forzosa de la empresa.

Peligran puestos de trabajo

Mediante esta acción, la asociación CPBD ha querido remarcar que mientras varias empresas facturan enormes cantidades de dinero a la compañía bajo la tutela de Pincus, los 4.000 trabajadores de la compañía en todo el mundo, 500 de ellos en el centro operativo de Barcelona, siguen temiendo por sus empleos si finalmente se ejecuta la venta forzosa de la multinacional de traducciones.

Hace pocos meses, el juez de la Corte Suprema de Delaware (EEUU), André Bouchard, decretó la venta forzosa de la compañía para poner solución al conflicto accionarial entre los cofundadores de la empresa, la expareja Liz Elting y Phil Shawe, cuya relación está más deteriorada que nunca y sus posturas en lo que respecta a la empresa, a las antípodas la una de la otra.

Sin precedentes

La venta forzosa de una compañía privada y exitosa es una decisión sin precedentes en la historia de Estados Unidos y sus precursores, el juez André Bouchard y el abogado Robert Pincus, podrían estar infringiendo los límites legales según apuntan los expertos conocedores del caso. 

La compra de Transperfect por parte de un fondo de capital privado comportaría deslocalizaciones y despidos como ya ha sucedido con la empresa Lionbridge, máximo competidor de Transperfect a nivel global, que deslocalizó los centros de España y Francia y destruyó miles de empleos.