Menú Buscar
Imagen del stand de Rolls Royce, una de las marcas más icónicas del segmento de coches de mega lujo mundial, en el pasado Salón al Automóvil de Ginebra / CG

La venta de coches de mega lujo crece el 17% en lo que llevamos de año

El segmento ‘premium’ avanza el 27% en el mismo periodo de tiempo impulsado por la recuperación económica y unos meses muy buenos para el sector

6 min

Las marcas de mega lujo han entregado un total de 6.285 vehículos en los nueve primeros meses del año en España. Esta cifra indica un avance del 17% respecto a los datos de 2017 en el segmento más exclusivo de la industria de la automoción. Un mercado en el que marcas como Aston Martin, Bentley o Maserati se pelean por el mismo perfil de comprador.

La recuperación económica es la principal explicación de estas cifras. Las fuentes consultadas indican que la mejora de la actividad ha propiciado a que el dinero vuelva a fluir en el país. El problema es que los bajos tipos de interés de los productos financieros y la recuperación de los precios del inmobiliario en las grandes ciudades de España, principalmente Barcelona y Madrid, han dado alas a otro tipo de inversiones como la adquisición de coches de gran lujo. Compras de capricho pero con una depreciación del coste del coche menos acusada que en otros segmentos del mercado de la automoción.

Precios de venta

Los datos divulgados por la patronal de fabricantes, Anfac, muestran como de enero a septiembre Ferrari ha matriculado en España un total de 18 unidades de su modelo 488 Spider, cuyo precio de venta se mueve al entorno de los 260.000 euros. Cifra que implica un avance del 38,46% si se compara con el mismo periodo del año anterior. La firma italiana también ha vendido diez modelos 488 GTB (240.000 euros, +42,86%) o siete vehículos del Portofino, que se empezó a vender en 2017 y su coste ronda los 200.000 euros.

Lamborghini ha entregado siete Huracan (230.000 euros); 160 personas han adquirido un Maserati Levante, que se mueve entre los 85.000 y los 109.000 euros; cuatro han comprado un McLaren Coupe, cuyas nuevas versiones rondan los 218.000 euros; y Porsche ha comercializado 697 unidades del Macan (70.000 euros el modelo base).

Modelos con más salida

Aunque los modelos más famosos de este segmento del mercado de la automoción son el Jaguar E-Pace y el F-Pace. La compañía británica ha vendido 1.478 y 1.477 unidades, respectivamente, de cada uno de estos vehículos. Son también los más económicos, ya que las versiones más básicas se pueden adquirir a partir de los 40.000 euros.

En el otro lado de la tabla, Rolls Royce ha matriculado un modelo Wraith en el país en los últimos nueve meses. Es uno de los más caros del segmento analizado, con un precio de salida de 554.000 euros. Bentley, a su vez, ha colocado un total de 20 unidades del Bentayga (120.000 euros de base), el 11,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Tropiezo de Tesla

También cabe destacar la caída del 6,4% de las ventas de Tesla en España en este periodo de tiempo. La firma más exclusiva del segmento de enchufables --por el precio de los vehículos se gana el derecho de entrara en gran lujo-- ha comercializado 249 unidades en el país frente a las 266 del mismo periodo del año anterior.

La letanía que muestran las ventas nacionales está en línea al comportamiento mundial de la firma. Los coches eléctricos no acaban de despegar por los problemas que existen básicamente en la red de e-gasolineras (supercharges, según la terminología de Tesla), hecho que ha propiciado el nerviosismo de los inversores. Explica en gran medida la crisis actual que vive la marca.

El ‘premium’ crece el 27%

Si se amplía el foco y se incluyen otras marcas exclusivas sin llegar al gran lujo, es decir, el segmento premium, el avance que se da en los últimos nueve meses en España es del 27,5%. Se han entregado 1.987 unidades de enero a septiembre, cifra que implica que coches de marcas como Audi, Mercedes o BMW representa el 0,2% de la cuota total del mercado.

Según la patronal de concesionarios, Faconauto, los datos de este segmento responden a la tendencia general del ejercicio. Exceptuando la caída esperada del 17% de este septiembre, la automoción está en un momento dulce en España. Se espera cerrar 2018 con 1,3 millones de coches matriculados como mínimo, el mejor dato sectorial desde el inicio de la crisis.

Con todo, aún no se llegarán a las 1,64 millones de unidades que se registraron en 2005, el mejor dato de toda la serie histórica.

Tropiezo en Cataluña

A pesar de los buenos datos registrado en la venta de vehículos premium, la actividad en Cataluña se desmarca de la tendencia general y se apunta un desplome. Según los datos publicados por Coche Global, de enero a julio las matriculaciones de este perfil de coches alcanzaron las 3.236 unidades, el 11,58% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior.

Los expertos del sector atribuyen estos resultados al comportamiento del segmento de las empresas, grandes consumidores de este tipo de marcas para sus altos directivos. Atribuyen al contexto político la decisión de retrasar la ampliación y renovación de sus flotas.