Menú Buscar
varoufakis

Varoufakis en Pimec: “Francia y Alemania van a defender a sus grandes empresas”

El economista griego echa un jarro de agua fría a las pequeñas y medianas empresas y asegura que el plan de la Comisión Europea es una “traición a Europa”

5 min

Un jarro de agua fría, aunque ya sabían a quién habían invitado. El economista Yanis Varoufakis, exministro de Economía griego, y activista de un nuevo movimiento político en Europa, ha dejado claro que el acuerdo entre Francia y Alemania, y ahora la propuesta de la Comisión Europea, busca un objetivo: “Francia y Alemania van a defender a sus grandes empresas, para que puedan competir con las norteamericanas, y la ayuda se va a centrar en ellas”. En casa de la patronal Pimec, que preside Josep González, Varoufakis ha pedido que se ayude, de verdad, a esas pequeñas y medianas empresas, con transferencias directas, y con “reestructuraciones de la deuda”.

Es el proyecto del economista griego, que se enfrentó a la ortodoxia alemana en los Consejos Europeos, pero dimitió en 2015 al comprobar que sus modos y sus propuestas no eran aceptadas, tampoco por su propio gobierno en Grecia. En un acto telemático organizado por Pimec, con la presencia también del presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Libre, y la cúpula de la patronal de las pequeñas y medianas empresas, Varoufakis ha considerado que la propia Comisión Europea ha “traicionado” a Europa.

Un "boicot"  a las instituciones europeas

¿Por qué? Justo el mismo día en el que Nissan ha anunciado su cierre en Barcelona, en buena medida por la influencia de los planes de Renault, la multinacional francesa, el economista griego ha insistido en que el diseño de la zona euro tiene “claras descompensaciones”, y que no se trata ahora de pedir “solidaridad”, sino de buscar un nuevo modelo.

El camino, si no se consigue una reacción por parte de los socios europeos, es, a juicio de Varoufakis, “el boicot constante de las instituciones, de los presupuestos europeos”, hasta que se entienda que Europa no puede funcionar de esta manera. La idea del fondo de reconstrucción, dotado con 750.000 millones de euros, actúa, según su mentalidad, como una lismosna, de la misma manera que cuando “se entrega un euro a un pobre al lado de un supermercado”. No se busca una asociación con ese pobre –ha disertado—sino que “se le da un euro como mucho” .

¿Qué hacer con Holanda?

¿Qué hay en el fondo del asunto? “Cuando un país como Holanda se niega a un plan que pase por los eurobonos, que es la única solución, no hay que decirle que actúe con solidaridad, hay que decirle que tiene las cuentas saneadas y que tiene superávir porque está en la eurozona, junto a países como España o Grecia, o Italia, y que gracias a eso, con el euro, puede exportar y tener beneficios. Con su propia moneda, que tendría un valor muy superior al euro, no podría tener esos beneficios, porque sus exportaciones se derrumbarían”.

Sin una política económica común, ni una política de inversiones común, a juicio de Varoufakis, será difícil que todos los países miembros puedan salir de la crisis por el Covid-19, una pandemia que, de hecho, "acelera un proceso económico anterior".

Una agencia para las pequeñas y medianas

Pero el economista griego ha insistido en que, en cambio, la ayuda sí se producirá y de qué manera respecto a las grandes empresas francesas y alemanas. “Eso hará mucho daño a países como España, basados en pequeñas y medianas empresas, a las que hay que ayudar reestructurando la deuda que tengan y con transferencias directas”.

Esas ayudas a las multinacionales, entre ellas Renault –que ha logrado modificar todos los planes de Nissan, y que han llevado al cierre de las plantas en Cataluña—o Lufthansa, se están realizando con la Comisión Europea mirando hacia otro lado, según Varoufakis. Y eso es “una traición a Europa”. Por ello, ha pedido la creación de una Agencia Europea de Inversiones que pueda destinar hasta un 80% de sus fondos a esas pequeñas y medianas empresas, las que representa Pimec.