Menú Buscar
Momento de apertura de la bolsa de Madrid el 3 de marzo / EFE

Los valores de la bolsa, en sus máximos históricos

Aena, Ferrovial, Inditex y Grifols emergen hacia sus cotizaciones de toda la vida incluso en mercados internacionales

6 min

Cuando un valor, sector, o índice bursátil se encuentra en máximos históricos indica que está en los precios más altos que nunca ha podido alcanzar. Una de las consecuencias de la aparición de esta figura es la subida libre. O lo que es lo mismo, cómo ha roto todas las resistencias que tenía a su paso hasta no encontrar más obstáculos en su recorrido al alza.

Si se mide la bolsa por la reiteración de esta situación coyuntural en los valores e índices de la renta variable, puede decirse que estamos ante uno de los mejores escenarios que se desarrollan en los mercados financieros. En la actualidad, un selecto grupo de valores del Ibex 35 presentan estas características. Es el caso concreto de Ferrovial, Inditex, Grifols y Aena, que están en la cima de sus cotizaciones. Son valores donde las posiciones de los compradores se están imponiendo con una diáfana claridad sobre los vendedores.

Los índices norteamericanos en subida libre

Si algún aspecto llama la atención de los principales índices bursátiles al otro lado del Atlántico es que en estos momentos se encuentran con sus cotizaciones máximas. El Dow Jones está en niveles cercanos a los 21.000 puntos. Con una tendencia alcista inagotable desde que estallase la crisis económica del 2008. Para comprobar la magnitud de estos movimientos basta constatar que este índice se ha revalorizado desde entonces el 225%. Estos datos muestran que quien hubiese realizado una inversión de 50.000 euros a finales de 2007, en estos momentos habría acumulado unas plusvalías cercanas a 112.000 euros.

No han ido a la zaga otros índices de la bolsa neoyorquina de especial relevancia. Representados por el Nasdaq 100 que se ha elevado hasta los 5.200 puntos, y que se ha apreciado durante los últimos nueve años el 420%. También, sin ir más lejos, el S&P 500 que ya está en los 2.300 puntos, con una revalorización del 185%. En todos los casos, con unos niveles nunca alcanzados en las bolsas norteamericanas y que contrasta con la evolución de la renta variable del viejo continente que todavía está alejada de esos precios. Muy concretamente la bolsa española que se encuentra a un 70% de alcanzarlos. Antes de la crisis llegó a cotizar en 16.000 puntos por los 9.800 euros en donde se encuentra en estos momentos. Le separa casi un 85% de posibles revalorizaciones. Muy similar a la tendencia de las bolsas italiana, francesa o suiza, por citar algunos ejemplos.

Cotizan con sus precios más altos

A pesar de la evolución no tan positiva de la renta variable nacional, hay un puñado de valores que si han aceptado este reto y cotizan a sus precios más altos. Es el caso de Ferrovial, que a pesar de haberse alejado temporalmente de su nivel más alto --21 euros por acción--, está en 18 euros. Como consecuencia de las lógicas correcciones en sus precios para ajustar sus posiciones compradoras.

Otro valor que pone de manifiesto esta tendencia es Aena. En la actualidad, cotiza en torno a 134 euros la acción. Con una revalorización del 100% tras su corto periplo en la renta variable. No en vano, no ha parado de subir desde que cotiza en bolsa. Inditex es otro de los referentes de esta tendencia tan excepcional. Porque en efecto, año tras año y sin apenas descansos sus acciones están subiendo de precio hasta alcanzar en estos momentos niveles históricos. En concreto, en 31 euros, y muy cerca de sus máximos establecidos hace pocos meses en 34 euros. Con una apreciación en sus posiciones de hasta el 3.000% en los que llevamos de siglo.

De 10.000 a 300.000 euros

De esta forma, un inversor que haya abierto posiciones por valor de 10.000 euros al principio de este período, se encontrará que su cartera de valores en estos momentos tiene un valor cercano a 300.000 euros. Increíble pero cierto, para satisfacción de sus ahorradores. Grifols, por su parte, es otra de las apuestas ganadoras ya que está muy próxima a este escenario en su cotización. Solamente le separa un euro de sus niveles máximos --22,73--.

En todos los casos, se confirma esa recomendación a la que aluden muchos analistas financieros en el sentido de que la bolsa siempre es rentable a largo plazo. En los ejemplos mencionados, con revalorizaciones que oscilan entre el 50% y 3.000%. Porcentajes que todavía están muy alejados de la rentabilidad que ofrecen otros productos financieros caracterizados por su mayor agresividad en lo que se refiere a sus planteamientos de inversión. Con modelos tan diversos como son los warrants, ventas a crédito o derivados, entre otros.