Menú Buscar
Sede de la compañía Vall Comanys y dos imágenes de cerdos / FOTOMONTAJE CG

Vall Companys impulsa los precios y se hace de oro con la carne de cerdo

Las maniobras del grupo cárnico generan un cambio radical del mercado, que ya controla en todos sus segmentos

03.10.2019 00:00 h.
4 min

Vall Companys, primer grupo cárnico español y segundo de Europa, se está haciendo oro en el negocio del cerdo blanco y el jamón serrano, al calor del vertiginoso incremento de precios que han experimentado estos productos desde principios de año y que en estos momentos supera el 35%. Un aumento de precios que fuentes solventes del sector cárnico consultadas consideran que se debe en buena media al modo de operar de Vall Companys en el mercado.

Esas fuentes señalan que este año el beneficio de Vall Companys en el segmento de carne de cerdo se aproximará a los 170 millones de euros, más del doble del registrado el año pasado.

Mercado controlado

La subida del precio de la carne de cerdo está condicionada en gran medida por el impacto de la demanda de China, que ha impulsado las exportaciones españolas. Si el precio medio de la carne de cerdo estaba a primeros de año en 1,36 euros kilos, actualmente supera los 1,92 euros por kilo, según cotizaciones de las principales lonjas agropecuarias.

Sin embargo, el mercado chino no demanda despieces del cerdo como lomos, jamones y paletillas, que se quedan en el mercado español. En lugar de contener precios, al no estar influidos por excesos de demanda externa, esos despieces destinados al mercado nacional están en precios igualmente disparados con subidas de más del 35% desde primeros de año. Los expertos del sector consultados señalan que esa situación se debe en buena medida a la operativa de Vall Companys en el mercado, fruto de su estrategia de cerrar el círculo sobre toda la cadena de valor de la industria cárnica, controlar todos los procesos, desde la producción a la comercialización e imponer precios y condiciones al mercado.

Estrategia predeterminada

La vertiginosa subida de los precios de la carne de cerdo se produce desde febrero pasado, coincidiendo con el inicio del proceso de absorción de Comapa por parte de Vall Companys. Comapa era en ese momento la principal comercializadora de jamón serrano de España, con más de seis millones de unidades colocadas en el mercado y una cuota en torno al 28%. Cuando ese proceso de absorción de Comapa por parte de Vall Companys culminó en abril de este año, el precio medio de la carne de cerdo había pasado de 1,36 a 1,78 euros por kilo, según datos de las lonjas. Más del 30%.

Comapa estaá hoy en fase de desaparición del mercado tras anunciar sus nuevos administradores el pasado mes que entraba en concurso de acreedores. Las fuentes consultadas señalan que sacar a Comapa del mercado e iniciarse la escalada de precios no es mera coincidencia, sino fruto de la estrategia de Vall Companys que ha eliminado a una pieza que no encajaba en su modelo operativo de control del mercado y que dificultaba el logro de su objetivo de dominar todos los procesos del mercado del cerdo, desde la producción hasta la comercialización final y determinar precios.

Consecuencias negativas

En menos de seis meses el mercado de la carne de cerdo ha cambiado de forma radical. De un escenario de abultada oferta y precios contenidos, se ha pasado a otro de concentración de oferta y precios al alza.

En este contexto se han registrado subidas permanentes, llamando la atención el incremento de hasta 20 céntimos por kilo en un solo día a finales de agosto pasado. Una situación que los especialistas consultados consideran que puede tener consecuencias negativas para el consumidor y para la industria en su conjunto.