Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una oficina de Vall Banc, la entidad de Andorra que emitió los polémicos bonos convertibles para compensar a BPA / VALL BANC

Vall Banc pierde 16 millones de euros en el año del Covid

La entidad andorrana achaca el resultado al cambio de plataforma tecnológica y se da tres años para alcanzar los cuatro millones de beneficios

3 min

Vall Banc ha cerrado el ejercicio 2020 con unas pérdidas de 16 millones de euros. El grupo andorrano achaca los números rojos al cambio de plataforma tecnológica, una decisión que se tomó “de manera anticipada y extraordinaria”, tal y como indica en un comunicado, en pleno impacto del Covid en la economía mundial.

La entidad controlada por el fondo buitre JC Flowers manifiesta que, sin esta operación extraordinaria, las cuentas del grupo hubieran arrojado un beneficio de tan solo 1,7 millones de euros. Se da tres años para alcanzar unas ganancias de cuatro millones de euros y remarca que su solvencia es del 22,1%. Señala, asimismo, que la ratio de liquidez que obtiene de todo su operativo, limitado, tal y como muestran las cifras divulgadas de los resultados anuales, alcanza el 360% y está “por encima de la media del sector financiero andorrano, español y europeo”.

Asesoramiento financiero en España

Vall Banc se autodescribe como una entidad que trabaja enfocada a la gestión de patrimonio. Con todo, no brinda cifras sobre la evolución de esta cartera desde que recibió los activos de la extinta Banca Privada d’Andorra (BPA) en el proceso de liquidación pública que está en los tribunales. El único paso que ha dado en este sentido es la adquisición de Argenta Patrimonios, una firma de asesoramiento financiero con sede en Barcelona que le permite poner el primer pie en España con esta actividad.

El consejero director general de la entidad, José Luis Dorado, señala en el mismo comunicado que la “amortización anticipada de la antigua plataforma tecnológica nos permite acometer la transformación digital necesaria para estar a la vanguardia de los servicios bancarios en Andorra”. Esta “transformación” se iniciará en el segundo trimestre del ejercicio en curso y se vende como el gran revulsivo para recuperar los beneficios.

En cuanto al impacto del Covid, indica como gran innovación que se ha apostado por la “combinación del teletrabajo y la presencialidad para garantizar el servicio al cliente, medida que ha sido efectiva gracias al esfuerzo de todo el equipo”.  

Compromiso de JC Flowers

El resultado del grupo financiero deberá ser refrendado por la próxima junta de accionistas. JC Flowers ha asegurado a través del presidente del consejo de administración, Richard Carrión, que mantiene la “apuesta por el futuro de Vall Banc y de Andorra” y asegura que la contabilidad anual está “en línea con los planes que hemos trazado para el banco”.

Ello, después de un proceso en el que se intentó una desinversión y que fracasó por la falta de ofertas económicas que alcanzaran las cifras pretendidas por la firma de inversión.