Menú Buscar
La diseñadora de Barcelona Valentina Garí, que suele posar con sus propios modelos

La diseñadora Valentina Garí pone rumbo a Madrid

La joven barcelonesa inauguró en septiembre su primer local en su ciudad natal, que espera que se convierta en el inicio de la expansión de su marca

15.11.2019 00:00 h.
6 min

Con solo 32 años, la diseñadora barcelonesa Valentina Garí lleva ya siete con la comercialización de sus diseños de moda de ceremonia íntegramente de manera on line y mediante espacios de showroom en otras tiendas. Poco a poco se ha hecho un nombre en el sector y en septiembre abrió su primer local propio a pie de calle en Barcelona, situado en Amigó 61. Tiene en mente apostar por otro en Madrid en 2020, puesto que el 85% de la facturación vía web tiene su destino en la capital. 

“El establecimiento de Barcelona va bien. La verdad es que es un avance bueno y estar a pie de calle no tiene nada que ver con el comercio on line. Hace tan sólo dos meses que inauguramos y descubrimos poco a poco el mercado", señala, "pero estoy muy contenta con el resultado porque al final ves que no te conoce todo el mundo". 

Siete años de comercio 'on line'

Hija de padre español y madre italiana, cuando empezó en 2012 tenía solo 25 años. Asegura que la edad no fue obstáculo. Antes de dar el paso, estudió administración de empresas en Londres y diseño de moda en la famosa escuela Central Saint Martins de la capital inglesa. Allí, trabajó a lo largo de dos años para la firma TCN.

“Tenia un showroom al lado de la tienda actual, en un entresuelo, con mi estudio y todos los vestidos expuestos, y venía la gente a comprar", relata. Compartía el espacio con Meraki, dedicada a la comercialización vestidos y zapatos, "dos marcas distintas en un mismo espacio con el nombre de ambos”.

Barcelona y Madrid

Tras dos años de trabajo en Londres, la experiencia animó a Valentina a montar su propio negocio de moda de ceremonia. “Ahora mismo organizo ventas un par de veces al año en Mimoki en Madrid, aunque la idea es abrir mi propia tienda en la capital en 2020". Puntualiza que se trata de un plan que aún no se ha concretado. "No hay nada cerrado”, indica. 

Sus diseños, sobre todo para invitados, se basan en la sencillez y están elaborados con materiales naturales, como la seda y el lino. La diseñadora forma parte de la oleada de creadores que se intentan hacer un nombre con la reivindicación de que sus productos son “made in Spain”.

garidentro
Valentina Garí luciendo otro de los modelos que ella misma ha diseñado

85% de ventas por internet en la capital

“Apuesto sobre todo por Barcelona porque soy de aquí, y por Madrid porque tengo mucho público". Señala que las clientas que apuestan por esta plataforma pueden pedir luego "los cambios que haga falta”, otra de sus señas de identidad.

Todo ello, desde los talleres ubicados en la ciudad catalana. Reivindica que su marca es "cuidada pieza por pieza" y que escuchan siempre a los compradores. "Estamos todo el rato encima del cliente". 

Solvencia al margen de polémicas

La diseñadora huye de comentar la situación política en Cataluña y mantiene que no ha tenido un impacto sobre sus ventas. “Psicológicamente sí afecta porque, como a todo el mundo, no nos hace gracia, pero a nivel de ventas no lo hemos notado. De todas formas no hablo de política en el trabajo”.

En cuanto a los objetivos económicos, afirma que el grupo va "in crescendo". "El año pasado obtuvimos un beneficio de 170.000 euros, pero facturamos muchísimo más. Nuestro objetivo anual es crecer un 20% y, hasta ahora, lo hemos ido conseguiendo". Reconoce que en algunos ejercicios el crecimiento de las ventas se ha quedado "sobre el 17% o el 15% como mínimo". 

Expansión fuera de España

La diseñadora explica que sus planes pasan por proseguir con su expansión fuera de las fronteras españolas. "Si todo va bien, mi idea es abrir tiendas poco a poco en Europa"

Tiene el foco puesto en los dos principales mercados de moda del continente, Londres y Francia, donde ya ha puesto el primer pie con el e-commerce. Con todo, primero pretende afianzar la marca en España.