Menú Buscar
La secretaria general de USOC, María Recuero, en una imagen de archivo / CG

Archivada la investigación a la cúpula del tercer sindicato en Cataluña

El juzgado de Barcelona no ve delito en la gestión de las subvenciones y la aplicación de una regulación de empleo temporal en USOC

3 min

El Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona ha comunicado este lunes que decreta el sobreseimiento y el archivo de la causa abierta contra los antiguos y actuales dirigentes del tercer sindicato catalán, la Unión Sindical Obrera de Cataluña (USOC). El llamado caso Astrea.

El tribunal indica que el presunto desvío de subvenciones dedicadas a la formación para pagar salarios de los trabajadores no llega al mínimo legal previsto. Lo mismo ocurre con los sobresueldos que repartió la antigua dirección, liderada por Antonia Gil, que dimitió en bloque en 2013. Una mejora de las retribuciones que no se declaró. 

Expediente de regulación de empleo

También indica que fue correcto el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) que aplicó la organización en sus momentos económicamente más bajos, en plena crisis. Considera que no hubo "ningún engaño ni abuso de situación de necesidad, dado que los trabajadores que se acogieron a los ERTE lo hicieron de forma libre y voluntario", indica el documento de archivo, al que ha tenido acceso Crónica Global. Esta parte de la investigación salpicaba a la actual líder del sindicato, María Recuero, por ser una de las personas que se vio afectada por la reestructuración temporal.

Los portavoces de USOC, en un comunicado, recuerdan que han actuado con “serenidad y sosiego ante esta campaña desaforada”. Carga contra los tres extrabajadores de la organización que presentaron la denuncia primero ante la Oficina Antifraude de Cataluña y después ante la fiscalía del área de Sabadell (Barcelona).

Les acusa de querer ensuciar el “buen nombre” del sindicato y de iniciar una “campaña sin base real con la idea del 'acusa que alguna cosa queda'”.

Paciencia de los afiliados

Señalan que no conoció la instrucción judicial iniciada en marzo de 2015 hasta mayo de 2016 y que no pudo estudiar los documentos de la querella hasta que se levantó el secreto de sumario el pasado septiembre.

La actual cúpula del sindicato da las gracias a los afiliados por la “paciencia y comprensión” ante una “campaña orquestada” contra la organización. La investigación judicial sobre los supuestos tejemanejes que de la anterior ejecutiva que concluye sin apreciarse ningún delito.