Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alisher Usmanov /EFE

Las tres grandes propiedades vinculadas a empresas ‘offshore’ de Alisher Usmánov, al descubierto

El yate y los dos aviones del oligarca son de diferentes sociedades a su nombre, todas ellas constituidas en paraísos fiscales como las islas Caimán

8 min

A sus 67 años, Alisher Usmánov es el tercer oligarca ruso y, en consecuencia, uno de los nombres que figuran en la lista negra de grandes empresarios del país sancionados por la Unión Europea tras la invasión de Ucrania. Se calcula que su fortuna asciende a 18,5 billones de dólares y es el propietario de un colosal yate de 156 metros de eslora, así como de dos jets privados: tres bienes que aparecen registrados en empresas offshore de diferentes paraísos fiscales como son Chipre, Isla de Man, las Caimán y Luxemburgo.

Uzbeko de nacimiento, Usmánov cuenta también con las nacionalidades británica y rusa. Hoy es uno de los hombres más ricos del mundo, miembro del círculo de confianza del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el propietario de la segunda mayor compañía de telecomunicaciones del país. A su vez, es también dueño del grupo de prensa Kommersant, y fue uno de los mayores accionistas del Arsenal Football Club, con cerca de un 30% de los valores del ente londinense en su posesión. A nombre suyo también se encuentran varias sociedades en las que figuran sus tres grandes propiedades.

Un avión registrado en la isla de Man

La más antigua de ellas, un Airbus A340-300, un tetramotor de grandes dimensiones, registrado en 2008 en Isla de Man (Gran Bretaña) y que es propiedad de la mercantil a su nombre Klaret Aviation. Una empresa cuyo registro también se encuentra en el mismo territorio insular. Bautizada con el nombre de su padre, Bourkhan, la aeronave tiene matrícula M-IABU y es una de las habituales en el aeropuerto de El Prat, "sobre todo durante la temporada de primavera-verano y cuando hay eventos deportivos importantes", detallan fuentes aeroportuarias a Crónica Global.  

Sita en el mar de Irlanda, y vinculada a Reino Unido, la isla de Man cuenta con una superficie de 572 kilómetros cuadrados. Aunque depende de la Corona británica, es un territorio independiente con su propio Gobierno, su propio Parlamento y su propia fiscalidad. Un sistema, todo sea dicho, que es especialmente ventajoso para sus residentes y sociedades, ya que cualquier persona física como jurídica está exenta de pagar impuestos de propiedades y de sucesiones.

El yate 'Dilbar', registrado en las islas Caimán

Se trata de una situación muy parecida a la que se da en las islas Caimán, territorio británico de ultramar donde Usmánov tiene registrado el Dilbar, un yate de lujo que en estos momentos se encuentra incautado por las autoridades alemanas en Hamburgo, y que tiene su punto de atraque habitual en el muelle de la Marina Port Vell de Barcelona, tal y como ya ha avanzado este medio. Si bien este coloso de los mares tampoco está indexado como propiedad directa del ruso, razón por la cual el otrora conseller de Territorio, Damià Calvet, y ahora presidente del Puerto de Barcelona, ha afirmado que no hay yates rusos en el atracadero de la capital catalana en su comparecencia ante los medios para dar cuenta a las sanciones que habría impuesto a los oligarcas. 

En este caso, el Dilbar es propiedad de Klaret Continental. Una compañía fundada el mismo año en que se botó el navío, 2016, que carece de actividad específica y que está dada de alta en el registro mercantil de Chipre. Un país que, además de disponer de un sistema fiscal favorable a las grandes fortunas, también forma parte del Espacio Económico Europeo, requisito indispensable para inscribir cualquier embarcación en el registro de las Caimán. 

 

Amarre de Alisher Usmánov en el puerto de Barcelona / CG

Las Caimán, segundo mayor registro de yates del mundo 

La legislación del archipiélago permite incluír embarcaciones en categoría de bandera 1 --sin límite de eslora ni tonelaje-- a todos los ciudadanos británicos o miembros de un Estado miembro de la UE, así como a las sociedades constituidas en uno de los espacios del Espacio Económico Europeo.

De hecho, las Caimán son hoy el segundo lugar en el mundo, tan solo por detrás de Panamá, donde los multimillonarios fijan el registro de sus naves, ya que además beneficiarse de su sistema fiscal y de las ventajas de la red ensign, su registro de buques ofrece la posibilidad de tramitar un proceso de inscripción inmediato en cualquiera de sus oficinas en Miami, Londres, Cannes, Atenas, Tokio y Singapur previo pago.

Un Falcon también registrado 

Por último, la adquisición más reciente de Usmánov se trata de un Falcon -7X, el mismo modelo de avión que posee el Gobierno de España aunque, en esta ocasión, éste se encuentra registrado en Luxemburgo con matrícula LX-USM. Unas siglas que no son más que el código aeronáutico designado para el país (LX) y las tres primeras letras del apellido de Usmanov (USM).

La aeronave, con 11.000 kilómetros de alcance, es propiedad de la empresa Klaret 7X Ltd, una sociedad también registrada en las Caimán, en 2017. Casualidad o no, la mercantil fue fundada el mismo año en que el oligarca ruso adquirió el trimotor, y de la que tanto él como su esposa, Irina Vímer, son administradores. Por el momento, el Falcon se encuentra arrendado a la aerolínea Global Jet Luxembourg, la misma compañía a la que Roman Abramovich tiene alquilado su avión.

Usmánov es licenciado en Derecho y Finanzas por la Universidad Estatal de Moscú. En lo personal, contrajo matrimonio con la gimnasta olímpica y entrenadora Irina Vímer con quien, hoy por hoy, forma una familia con dos hijos en común. La pareja, que cuenta con numerosas sociedades a su nombre, vive a caballo entre sus residencias en Londres y Moscú.