Menú Buscar
Imagen de la familia sueca durmiendo en un 'hall' del Prat junto a una aeronave de Vueling.

Una familia sueca denuncia un motín contra Vueling en Barcelona

El grupo de seis turistas describe "puñetazos y gritos" tras un retraso de más de 12 horas en el aeropuerto de El Prat

Redacción
2 min

Más problemas para Vueling. Una familia sueca ha denunciado una pequeña rebelión contra la aerolínea española en el aeropuerto de El Prat tras un retraso en una escala de más de 12 horas. El turista Adam Augustinsson, su esposa y sus cuatro hijos describen "puñetazos y gritos" después de que la conexión entre Gotemburgo y Palma de Mallorca naufragara en Barcelona.

"El vuelo estaba programado para las nueve de la noche. Al final, tuvimos que dormir en el aeropuerto. A medida que pasaba el tiempo, el ambiente se enrarecía", ha explicado el pasajero al diario Expressen.

Gritos, golpes, peleas

El cliente, con cuatro hijos de trece, ocho y siete años, agrega que "éramos unos cien pasajeros que no entendíamos lo que estaba pasando. Las mujeres empezaron a gritar y a ponerse nerviosas. Todas las instrucciones eran en español".

Según él, el lunes por la mañana, cuando la conexión ha sido programada, "se ha perdido el control. Un hombre ha empezado a golpear una mesa. Han tenido que acudir los guardias de seguridad. Hubo peleas".

Finalmente, la familia ha podido llegar a su destino con una demora de 12 horas sobre el horario previsto.

Retrasos y cancelaciones

El testimonio de los Augustinsson coincide con nuevas denuncias de retrasos y cancelaciones en vuelos de Vueling. Al menos dos enlaces entre Barcelona e Ibiza y Rennes han sido cancelados. Varios vuelos han sufrido demoras.