Menú Buscar
Novadrone ha diseñado el Nomad, un dron mucho más eficiente que los competidores.

Una empresa de Sevilla usa drones para revolucionar la topografía

NovaDrone crea Nomad, un aparato que maxima la eficiencia y ahorra tiempo

Redacción
3 min

Una empresa de Sevilla ha revolucionado el sector de las mediciones topográficas con un nuevo dron que ahorra tiempo y dinero a las empresas. NovaDrone ha diseñado Nomad, una aeronave ligera capaz de mapear un territorio con un solo vuelo, cuando otras máquinas necesitan seis o siete pasadas.

“Es un ultraligero fabricado con materiales composite como kevlar y fibra de carbono. El valor añadido que aporta es la robustez, velocidad y capacidad de operar en las condiciones más adversas: se mantiene estable con ráfagas de viento de 70 kilómetros por hora”, explica René de la Torre, fundador de la firma.

Usos

La tecnología desarrollada por esta joven empresa –nació en 2012- tiene múltiples usos en varias industrias. “Tiene aplicaciones forestales, en el sector minero o el industrial, y también es adecuado para la teledetección”, abunda el emprendedor.

El Nomad ofrece configuraciones customizadas para cada usuario. Incorpora distintos tipos de sensores para que los clientes le saquen el máximo partido.

En este sentido, NovaDrone contó con el apoyo de la Cámara de Comercio de España para ampliar las líneas de negocio. “El organismo contribuyó con una línea de financiación para proyectos de sostenibilidad. A través del programa Innocámaras pudimos desarrollar un sensor especializado para el sector de la topografía”, indica de la Torre.

Comercialización

Tras dos años de inversión y diseño, la firma española se dispone ahora a colocar la tecnología en el mercado. “Los objetivos a corto y medio plazo son dos. Por un lado, comercializar el aparato mediante la red de distribuidores, o físicamente en España y Chile, estados en los que sí tenemos presencia”, subraya el también ex consultor.

“Por el otro desarrollar una segunda versión del Nomad, de menor envergadura. Cabe recordar que el uso de drones en España está fuertemente regulado”, ilustra de la Torre.

El Nomad puede ser operado por una sola persona y es fácil de llevar. Con una autonomía de dos horas de vuelo, alcanza los 18 metros por segundo con rapidez, y es capaz de aterrizar con más eficacia que el resto de rivales en el mercado.