Menú Buscar
Khalil Khatel, dueño de Paxton Hotels, y el solar de Barcelona donde levantará su segundo alojamiento.

Un magnate francés inflama Barcelona con su futuro hotel

El empresario Khalil Khater provoca la intervención del ayuntamiento ante las denuncias de "saturación turística" en Poblenou

Ignasi Jorro
02.08.2016 23:10 h.
4 min

El magnate francés de origen libanés Khalil Khater ha sublevado a los vecinos del antiguo corazón industrial de Barcelona. El proyecto de hotel Paxton, un cuatro estrellas que abrirá en el barrio de Poblenou en 2017, ha levantado la ira vecinal y ha obligado al ayuntamiento a intervenir.

El consistorio inspeccionará la parcela de la obra y se reunirá con los integrantes de la plataforma Ens Plantem, quienes han llamado la atención sobre el hecho de que, aun y teniendo el permiso de obras desde hace meses, éstas hayan empezado el día 1 de agosto.

"Tendrá 150 habitaciones. Es una muestra más de que la saturación turística de la ciudad está llegando al barrio. En Poblenou habrá ocho nuevos hoteles y florecen los pisos turísticos. Ello incrementa los precios de alquiler y expulsa a los vecinos", lamenta Pere Nieto, portavoz de la entidad vecinal.

Ens Plantem pedirá que se detenga la construcción del alojamiento. También exigirá a la constructora que deje de ocupar la parcela pública adyacente a la pastilla de terreno adjudicada al proyecto.

Permiso de la 'era Trias'

La ira vecinal ha generado la respuesta municipal. El consistorio se ha comprometido a inspeccionar el lugar de las obras para cerciorarse de que no hay ocupación indebida. Hoy miércoles, el concejal de Vivienda y del distrito de Sant Martí, Josep Maria Montaner, recibirá a los vecinos.

Por lo que respecta a la licencia, un portavoz del ejecutivo de BComú y PSC recuerda que el permiso de obras se pidió en febrero de 2015 --durante el mandato del alcalde Xavier Trias (CDC)-- y se concedió en enero de 2016.

El futuro cuatro estrellas no queda, por lo tanto, paralizado por la suspensión de licencias de alojamientos turísticos. En otras palabras: se podrá construir y abrir.

Debate inflamado

El inicio de los trabajos en el solar --propiedad de la constructora Metrovacesa-- ha azuzado el debate. "No lo queremos. No por turismofobia, sino porque el barrio bordea la saturación. Cambian los comercios, suben los precios y la gente se tiene que marchar. Yo nací aquí, pero mi hija se tendrá que ir", denuncia Sílvia Llucià, vecina del barrio.

Desde su vivienda frente al futuro hotel, Neus Alcoriza también rechaza la obra. "Ya tenemos problemas con el hotel de enfrente [el Travelodge Barcelona]: ruidos de maletas, ir y venir de gente, gritos, etc. Otro hotel empeoraría la situación", señala la vecina.

Otra espina asoma: el sitio podría esconder un gran búnker de la guerra civil que se sabe que está en el subsuelo de la zona. El martes, arquitectos municipales peinaron la parcela en busca de vestigios.

'Holding' empresarial

El Paxton Barcelona se elevará en una pastilla de terreno en la confluencia de las calles Llull y Llacuna. En el pasado, el terreno estaba ocupado por la planta impresora del diario La Vanguardia. Hace ocho años que está vacante. Inicialmente, se iba a destinar a viviendas, pero la crisis obligó a cambiar de planes a los promotores.

El alojamiento lo impulsará el holding francés Groupe Accelis, que comanda el empresario Khalil Khater. El grupo busca abrir hoteles de la enseña Paxton en varias ciudades europeas.

El establecimiento de Barcelona, que prevé abrir en 2017, será la segunda unidad de la cadena después del hotel-piloto, que está en Ferrières-en-Brie (Francia).

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información