Menú Buscar
La 'desconocida' Cosmo Airlines cesó operaciones en Madrid en 2012.

Un 'ex' de Cosmo Airlines vuelve al turismo de la mano de un presunto evasor fiscal

El directivo funda una firma hotelera en España con Gonzalo Gracia, empresario investigado en Puerto Rico

I.J./Redacción
3 min

Un exdirectivo vinculado a la fallida Cosmo Airlines vuelve al turismo de la mano de un supuesto evasor fiscal. Hernán Calvo ha fundado una firma hotelera en España con Gonzalo Gracia, dueño de Boutique Hotel e investigado por presunto fraude fiscal en Puerto Rico. Ambos acaban de registrar el grupo The Compass Hotel Caribbean, una gestora de hoteles domiciliada en Barcelona.

La nueva empresa, que también se dedicará a la consultoría y desarrollo, es la primera aventura pública de Calvo tras el colapso de Cosmo en 2012. Aquel año, la operadora de vuelos chárter con sede en Pozuelo de Alarcón (Madrid) cesó operaciones tras una operación de compra que no pudo digerir. Cosmo intentó hacerse con siete aviones de la aerolínea uruguaya Pluna por 137 millones de dólares (106 millones de euros). La compraventa acabó en el juzgado.

Naviera

Antes del fracaso de la 'Operación Pluna', Hernán Calvo también estuvo vinculado a Buquebus, un operador de ferries argentino que enlazaba las ciudades de Ceuta y Algeciras y Gibraltar entre 1997 y 2007. Aquel año, Balearia adquirió el 55% de la sociedad y tomó el control efectivo para ganar cuota en las conexiones en el Estrecho frente a Acciona-Trasmediterránea.

En la actualidad, Buquebus sigue operando conexiones fluviales en el Río de la Plata entre Argentina y Uruguay. El operador liquidó su división turística el año pasado.

Investigado

La segunda pieza de The Compass es Gonzalo Gracia, propietario de la cadena puertorriqueña Boutique Hotel. En marzo de este año, el Departamento de Justicia del país imputó a Gracia por supuesto delito fiscal de una cantidad cercana a los 500.000 dólares (456.900 euros).

El departamento entiende que el ejecutivo, accionista de la gestora de la firma propietaria del lujoso San Juan Beach Hotel de la capital, eludió pagar el cánon por habitación durante el período 2007-2011. La pena para este tipo de delito es de 10 años de prisión en Puerto Rico.

Gracia abandonó la gestión del San Juan Beach por quiebra el pasado 15 de junio. Antes de embarcarse en su aventura española, el directivo dejó otro establecimiento cerrado: el The Beach House, también situado en la capital suramericana.