Menú Buscar
Un grupo de pilotos y tripulación de cabina de Vueling posa delante de un avión de la compañía.

Ultimátum de los pilotos a Vueling para poner fin al caos

Las tripulaciones dan una semana a la aerolínea para zanjar los problemas internos o "no descartan nada"

Ignasi Jorro
2 min

Ultimátum de los pilotos de Vueling a la cúpula. Las tripulaciones de la aerolínea española han dado a los directivos una semana para poner fin al caos que impera dentro y fuera de la compañía, y que ha dejado a unos cuarenta vuelos en tierra desde el fin de semana. Los profesionales conceden siete días a la operadora para arreglar los problemas o "no descartan nada", tampoco movilizaciones.

"Faltan tripulaciones para el verano que quiere hacer Vueling. La operativa está mal dimensionada", explica un portavoz del sindicato Sepla.

Cabe recordar que la operadora ha contratado a unos 600 profesionales para la campaña estival, pero no ha completado su formación. "No estarán preparados hasta julio", lamenta la misma fuente.

Problemas fuera de España

En paralelo, la agrupación reclama subsanar las supuestas vulneraciones del convenio de pilotos en las bases fuera de España. "Los problemas se centran en las condiciones de los 110 pilotos que pernoctan en Francia e Italia. Se arrastran desde hace tiempo y la compañía no reacciona", lamenta la misma fuente.

Precisamente, los empleados convocaron una asamblea a principios de junio para ponderar su fuerza. "El 98% del colectivo votó negociar hasta las últimas consecuencias", indica Sepla en un claro aviso a la compañía.

900 trabajadores

Cabe recordar que los pilotos de Vueling suman una fuerza laboral de 900 personas. Para afrontar el verano, la compañía aérea ha fichado a 200 efectivos más. Algunos de ellos no estarían aún formados, sostiene el sindicato.

Si estalla, el conflicto laboral sería el segundo que suma la aerolínea en dos años con sus pilotos. En 2015, la dirección y el sindicato mayoritario ya se enfrentaron por las condiciones de las bases de Vueling en Italia. Un acuerdo de última hora evitó una huelga en la aerolínea.