Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, tras reeditar su cargo / UGT

Pepe Álvarez da un toque a Pimec: “La representatividad hay que ganársela”

El secretario general de UGT lanza un dardo contra las aspiraciones de Conpymes, la plataforma promovida por la patronal catalana para hacer frente a Cepyme

4 min

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha lanzado un dardo contra Pimec y sus aspiraciones de desplazar a Cepyme con la plataforma Conpymes, una nueva organización empresarial que se presenta este viernes. El líder sindical, que acaba de reeditar su cargo para cuatro años más, ha recordado a la patronal catalana que “la representatividad hay que ganársela”.

Pone de esta forma en tela de juicio el éxito de la nueva entidad. Pimec la impulsa bajo la premisa de que la voz de la pyme no se puede defender bajo el paraguas de una patronal de la gran empresa, ya que Cepyme está integrada en CEOE. Es el mismo argumento que usó para promover una organización de autónomos estatal tras la incorporación de ATA a la patronal presidida por Antonio Garamendi. Por ahora, con un éxito limitado en Cataluña.

Obtención de la representatividad

Álvarez ha recordado que el empresariado es libre de decidir qué organización quiere que les represente. Ha recordado que, por mucho que la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la mujer del presidente, Begoña Gómez, asistan a la puesta de largo de Conpymes, este apoyo institucional a un acto no se debe interpretar como un aval de Moncloa a sus aspiraciones.

Antoni Cañete, presidente de Pimec / PM
Antoni Cañete, presidente de Pimec / PM

“Nadie en el Gobierno va a darles” la representatividad que pretenden ejercer, ha asegurado el sindicalista. Hasta la fecha, sus declaraciones son las más firmes sobre el alcance real de la nueva plataforma promovida desde Cataluña por la patronal presidida por Antoni Cañete.

El peleado modelo catalán

Pimec pretende reproducir en todo el país el modelo de reparto de representatividad catalán. El reparto de la voz empresarial entre Foment del Treball, donde está integrada Fepyme, y Pimec en el que solo las dos grandes entidades empresariales tienen voz y voto reconocido al participar en el diálogo social.

Con todo, no ha sido precisamente sencillo llegar a este escenario. Estuvo precedido de casi dos décadas de conflictos judiciales y solo se pudo enterrar el hacha de guerra con la llegada de Josep Sánchez Llibre a la presidencia de la organización integrada en CEOE.

Blindaje del diálogo social

El líder de UGT ha recordado que el objetivo del sindicato es que las patronales del país sean “fuertes y unidas” para negociar y llegar a acuerdos estables. Su advertencia a Pimec es, el fondo, un blindaje al diálogo social en la forma que se ha dado hasta la fecha.

Su aviso a navegantes deja claro que Conpymes puede tener un futuro con un papel mucho más menor del que aspiran sus impulsores, el equipo que también ha dado forma a la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Sin representatividad, es otra organización empresarial del territorio sin margen de maniobra real para incidir en el debate sobre las normas laborales que afectan a las pymes. Este poder aún está en manos de CEOE y, por ende, de Cepyme.