Menú Buscar
El sector servicios es el que concentra mayor índice de temporalidad en la nueva contratación, según UGT de Cataluña / EFE

UGT de Cataluña alerta que el 40% de los contratos firmados en 2016 son ‘repetidos’

El sindicato avisa de la precariedad de la nueva ocupación, que requiere formalizar 2,14 acuerdos laborales para cada nueva persona que consigue dejar el paro

4 min

La precariedad laboral se ha impuesto tras la crisis y la calidad de la nueva ocupación ha bajado. Así lo defiende UGT de Cataluña con las conclusiones del informe Evolución de la contratación temporal, una radiografía del empleo en el territorio desde 2008 hasta 2016. La primera de ellas es la “alta tasa de rotación, que en 2016 se sitúa en el 2,5%”. Es decir, se firmaron 2,98 millones de contratos pero sólo 1,18 millones de personas los formalizaron. El 40% de ellos eran repetidos.

Esta cifra contrasta con la evolución aritmética. En los últimos ocho años, Cataluña ha ganado 464.666 contratos. Un avance del 18,43%.

Más contratos por cada trabajador

El sindicato liderado por Camil Ros y Matías Carnero también pone sobre la mesa que el paro bajó en un total de 62.023 personas. Pero se necesitaron 48 contratos para cada persona que volvía a una posición laboral activa.

Si se evalúa la métrica por las altas en la seguridad social, por cada nuevo cotizante se han formalizado 2,14 acuerdos laborales. La situación del empleo es menos optimista si se analizan el total de inscritos. Entre 2008 y 2016, se han perdido 95.556 afiliados, el 2,91%. Se ha pasado de 3,28 millones de altas a 3,18 millones.

Tipología de contratos

Los tipos de contratos que imperan tras la crisis económica explican estas cifras. Los temporales han crecido el 24,55% (514.564 más) y los indefinidos bajan el 11,72% (49.898 menos).

El 87,4% de los contratos vigentes en el ejercicio anterior eran temporales. En los momentos más duros de la crisis la tasa tocó techo en el 89,11%. La evolución ha sido positiva, pero aún no se ha llegado al 83,11% registrado en 2008.

Más contratos fijos a tiempo parcial

A todo ello se le debe sumar que la contratación fija a tiempo parcial se ha incrementado en el 8,5% en ocho años, según datos de la EPA. O, lo que es lo mismo, la ocupación fija a tiempo completo ha caído el 13,67%.

Un total de 2,73 millones de personas trabajaban con un contrato fijo a tiempo parcial en diciembre de 2016, el 13,67% menos que en 2008. Una tipoligía que también emana temporalidad. 

Más de 800.000 contratos a siete días

UGT de Cataluña avisa de que al repunte de la parcialidad en las nuevas altas se le suman contratos cada vez más cortos. Un total de 1,07 millones de los contratos que se firmaron en 2016 duraban menos de un mes, una tipología de contrato que casi no existía antes de la crisis.

De todos ellos, 824.886 eran de una semana o inferiores a siete días.

Representaron el 41,17% del total de la contratación temporal y suelen ser de obra y servicio; eventuales y ligados a las circunstancias de la producción; de interinidad; relevo o jubilación parcial.

Menos recaudación de la seguridad social

La evolución a la baja de los salarios, la caída de los contratos indefinidos a jornada completa y el incremento de la parcial ha impactado de forma negativa en la recaudación de la seguridad social. Se han perdido 1,86 millones de euros de cotizaciones, el 7,89%.

Por todo ello, el sindicato pide una reflexión y la aplicación de medidas para acabar con la precariedad laboral de la nueva ocupación. 

Destacadas en Business