Menú Buscar
El secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros / EUROPA PRESS

UGT de Cataluña bendice el acuerdo de investidura entre ERC y PSOE

El secretario general del sindicato, Camil Ros, manifiesta la "necesidad de un diálogo amplio", mientras pide medidas encaminadas a frenar "precariedad laboral"

3 min

El secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros, ha definido el acuerdo entre el PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno como “positivo”. “La sociedad necesita un diálogo amplio y abierto para recuperar la confianza”, al tiempo que ha lamentado el recelo entre los diferentes partidos políticos.

En un encuentro con la prensa este viernes, Ros ha detallado la hoja de ruta sindical para el nuevo año, mientras que ha asegurado que “2019 ha sido un desastre en términos laborales, económicos y políticos”, marcado por la proliferación de expedientes de regulación de empleo (ERE) y la falta de “políticas con mayúsculas”. Para 2020 apuesta por el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.250 euros en Cataluña.

"Debe haber investidura"

“El año 2020 se presenta con elementos positivos como el acuerdo de investidura entre PSOE y Unidas Podemos, que encontramos parcialmente bien, porque solo deroga parcialmente la reforma laboral”, ha manifestado el líder sindical, que ha insistido en que “debe haber investidura y debe haber Gobierno”.

Ros ha criticado la “presión para que no haya investidura por parte de los sectores más reaccionarios”, mientras que ha alertado de que tras la formación de Gobierno las críticas se centrarán en que la derogación de la reforma laboral “sea la más pequeña posible”.

Recuperación de derechos laborales

Entre los deberes para el nuevo Gobierno, desde UGT han puesto el acento en combatir la “cronificación de la precariedad”. Ros ha criticado que el 86,6% de los contrato firmados en 2019 fueron temporales y de estos, más del 40% apenas tuvieron un mes de duración. “La mejora económica no ha llegado al mercado laboral”, ha lamentado Ros, que también ha recordado la necesidad de aprobar unos presupuestos en la Generalitat.

El sindicato ha alertado de que “la crisis económica ha provocado una devaluación de los salarios” que no se ha recuperado al mismo ritmo que los beneficios empresariales. En este contexto, UGT ha manifestado que en 2019 la “pobreza laboral” creció un 26% con respecto a 2018, mientras critica que las patronales todavía son reticentes a trasladar el nuevo SMI a las negociaciones colectivas.