Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La hostelería, uno de los sectores en los que los autónomos han sido más golpeados por la pandemia / EP

UGT se lanza a por los autónomos de las patronales

El sindicato impulsa una nueva secretaría en su ejecutiva para ganarse al colectivo en plena debacle económica

7 min

UGT quiere reabrir el debate sobre la representatividad de los trabajadores autónomos. El sindicato señala que los 547.000 trabajadores catalanes por cuenta propia, 300.000 de los cuales son unipersonales, afrontan los estragos del coronavirus en un escenario de incertidumbre y falta de apoyo público. Y manifiestan que son capaces de defender mejor sus necesidades que las patronales. 

Por ello, en el congreso autonómico, UGT creó una nueva secretaría de trabajo autónomo liderada por Sandra Zapatero, presidenta de CTAC (Confederació de Treballadors Autònoms de Catalunya). Esta área específica de la ejecutiva, encabezada por la portavoz de la entidad hermana, tiene como objetivo captar afiliados e incidir en aspectos como los falsos autónomos y la precarización del colectivo. Todo ello, con el reto de arañar representantes y que el sindicato, el segundo en Cataluña en representatividad después de CCOO, pueda crecer. 

Respaldo sindical

Durante el cónclave ugetista, Camil Ros lanzó un mensaje a los autónomos para que supieran que su "sitio" se encontraba en el sindicato. La organización ha anunciado que reforzará la atención de sus servicios jurídicos y que canalizará a través de su participación en las mesas de negociación los intereses del sector.

Zapatero aclara que este trabajo ya se realizaba, pero reivindica con determinación la agenda sindical. "Las patronales velan por el bien de las empresas, los sindicatos lo hacemos por los derechos de los trabajadores. Una persona que se autoocupa desarrolla una actividad mercantil sin contrato de trabajo. Al final es un trabajador independiente, no una sociedad que busca beneficios", sentencia sobre el empleo autónomo. 

Alarma por la precariedad

Cabe tener en cuenta que basa su vindicación en casos como el conflicto de los falsos autónomos que ahora ha estallado en el colectivo de los riders. "Hay un gran nivel de precariedad, no solo con los repartidores, sino en otros colectivos como los periodistas, mecánicos... existen muchos asalariados que encajarían mejor en otras figuras", afirma. 

Zapatero asegura que "el 62% de los autónomos catalanes ha tenido en los últimos nueve meses un rendimiento inferior a los 5.000 euros". La situación es insostenible, remarca. Por eso, la presidenta de CTAC ofrece el paraguas de la asociación de trabajadores para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores por cuenta propia. Basa este trabajo en aflorar lo que desde el sindicato se denuncia que es un mal uso de esta figura. Espera repetir el éxito de la campaña que se inició en el sector cárnico para regularizar los empleos del personal de los mataderoslos más precarios de toda la cadena. 

Uno de los riders de Glovo / EUROPA PRESS

 

Uno de los riders de Glovo / EUROPA PRESS

Recelo de ATA

La visión del sindicato contrasta con la defensa del trabajo autónomo que se realiza desde las patronales. Cristina Pérez, máxima representante de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) en Cataluña, sostiene que "los autónomos somos pequeños empresarios".

"Tenemos mentalidad empresarial, por lo que podríamos entrar en conflicto ya no sobre derechos sino sobre la particularidad de nuestra actividad económica", señala. "Me parecería contradictorio formar parte de un sindicato", concluye.

Pimec se reivindica

Ángel Hermosilla, gerente del área institucional de Pimec, manifiesta la cercanía de las patronales no solo con los autónomos societarios, sino también con los físicos. "Representamos a personas con una iniciativa de negocio, no tienen por qué tener el mismo perfil todos los autónomos. Pero es un colectivo que tenemos cerca y aunque tenga un régimen diferente, no quedan diluidos en el contexto del resto de empresas".

Es más, el portavoz recuerda que cuando la Generalitat calibró la representatividad de cada entidad, Pimec encabezó el liderazgo de afiliación en este ámbito. Por detrás, apunta, quedó CTAC.

Uno de los trabajadores autónomos examina el motor de un vehículo / EP

 

Un autónomo examina el motor de un vehículo / EP

Unidad en las medidas

En lo que coinciden todas las organizaciones es en la falta de políticas efectivas para aliviar el brete en que se encuentran los trabajadores por cuenta propia. Zapatero demanda ayudas directas para afrontar la crisis económica, máxime cuando determinados sectores como la restauración y la hostelería se enfrentan a un nuevo cierre encubierto.

Pese a que pone en valor las prestaciones por cese de actividad extraordinaria desplegadas por el Gobierno, propone su complementación por parte de los ejecutivos autónomicos.

La crisis que se avecina

La subida de las cuotas también preocupa a Pérez. "No es el momento de subir la cuota de autónomos, sino de bajarla, hacer exenciones o plantear un modelo más flexible acorde con los ingresos reales", demanda.

"También está la cuestión de los costes fijos que difícilmente bajan, como el alquiler, el pago de impuestos o las cotizaciones sociales", añade Hermosilla. El portavoz de Pimec pide estímulos directos y condonaciones o aplazamientos fiscales para afrontar un curso complicado. Iniciativas que, señalan, volverán a ponerse sobre la mesa en enero en la renegociación de los ERTE por parte de todos los agentes sociales que decaen el próximo 31 de enero. Será entonces cuando se espera que tenga lugar el verdadero impacto laboral de la crisis del coronavirus.